lunes 23/5/22

La muerte del presidente del Parlamento Europeo conmociona a la UE

Defendía que la Unión Europea "no es un incidente de la historia" y animó a recuperar el impulso de los padres fundadores 
undefined
David Sassoli. ETTORE FERRARI

Quien escuchaba a David Sassoli tenía la impresión de encontrarse frente al periodista que presentaba las noticias por la televisión y que nunca dejó de ser el presidente del Parlamento Europeo, fallecido en la madrugada de este martes debido a una disfunción del sistema inmunológico.

Incluso en el último video que publicó en su perfil en las redes sociales el pasado 23 de diciembre, tres días antes de ser hospitalizado por las complicaciones de salud que acabaron provocándole la muerte a los 65 años, sus gestos y su tono de voz eran los del presentador del informativo de la Rai, la televisión pública italiana, un puesto de enorme visibilidad mediática y que abandonó cuando fue elegido por primera vez europarlamentario en 2009 en las filas del progresista Partido Democrático.

Dos veces más obtendría un escaño en el hemiciclo de Estrasburgo hasta que, en julio de 2019, se convirtió en presidente de la Eurocámara como fruto del acuerdo al que llegaron los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete para repartirse los altos cargos del nuevo ciclo político que se abrió tras las elecciones europeas de mayo de aquel año.

Sassoli no defraudó en su discurso de investidura, cuando afirmó que la Unión Europea "no es un incidente de la historia" y animó a recuperar el impulso de los padres fundadores.

También abogó el periodista y político florentino por poner en marcha un proyecto común "capaz de conjugar la paz, la democracia, los derechos, el desarrollo y la igualdad".

Aquellos temas no dejaron de estar presentes hasta en su último mensaje público, el del 23 de diciembre, cuando remarcó que "el deber de las instituciones europeas es proteger a los más débiles" e invitó a aprovechar el plan de recuperación europeo tras la pandemia para "abandonar la indiferencia" hacia los que sufren.

Haber hecho de la defensa de los derechos humanos una de las grandes preocupaciones de su mandato explica la miríada de reacciones que provocó su fallecimiento.

Además de las esperadas condolencias por parte de políticos y mandatarios de diversa ideología tanto italianos como de otros países europeos, destacan las palabras que le dedicó Patrick Zaki, estudiante egipcio de la Universidad de Bolonia cuyo arresto en su país en febrero de 2020 por motivos políticos movilizó a la opinión pública italiana, facilitando así que fuera excarcelado el pasado diciembre.

"Siguió mi caso durante dos años con verdadera pasión e interés. Nunca perdió la ocasión de hablar de mí y de pedir la inmediata liberación no solo de mí, sino de todos los prisioneros de conciencia", comentó el investigador egipcio.

Crecido en las filas del movimiento scout y del asociacionismo católico, como tantos otros dirigentes italianos, Sassoli deja dos hijos y una mujer, Alessandra Vittorini, arquitecta y experta en conservación del patrimonio.

Fue el propio Sassoli, periodista hasta el final, quien dio la noticia el pasado noviembre de sus problemas de salud, a los que ya se había acostumbrado tras superar en el pasado una leucemia. Informó en un video de que había sufrido una "fea neumonía" provocada por una infección de legionela.

Aunque parecía que había conseguido remontar, su situación empeoró en Navidad, lo que propició su ingreso en un hospital de Aviano, en la región del Friuli, al noreste del país, donde falleció a la 1.15 de esta madrugada.

El lamento de toda Europa

Líderes europeos han lamentado la repentina muerte este martes del presidente del Parlamento Europeo, el socialista italiano David Sassoli, al que han descrito como un "amigo" comprometido con la Unión Europea, entregado a su trabajo y firme defensor de los valores europeos.

Entre los primeros en mostrar su pesar, el primer ministro italiano, Mario Draghi, ha querido destacar del político fallecido que fue un "hombre de las instituciones, profundamente europeísta y periodista apasionado", "símbolo de equilibrio, humanidad, generosidad".

"Estas cualidades siempre le fueron reconocidas por todos sus colegas, de todas las posiciones políticas y de todos los países europeos, dando testimonio de su extraordinaria pasión cívica, su capacidad de escucha, su constante compromiso al servicio de los ciudadanos", ha indicado Draghi en un comunicado recogido por Europa Press.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado la "triste noticia" de la desaparición de un "amigo progresista, gran defensor de los valores europeos, que en los últimos años trabajó firmemente por una UE más unida y social durante la pandemia".

"Como presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli llevó a lo más alto su compromiso con nuestros valores democráticos, conduciendo con talento y pasión los debates de nuestro ágora.

Nuestra Unión pierde a la vez un patriota italiano, un gran europeo y un humanista incansable", ha glosado el presidente de Francia y presidente de turno de la UE, Emmanuel Macron.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, por su parte, se ha mostrado "impactado y triste" por la repentina muerte de Sassoli y ha dicho que "su visión de Europa como ejemplo de paz y democracia en el mundo brillará como un legado duradero. Lloramos a este notable italiano y orgulloso europeo", ha indicado.
Del mismo modo, el mandatario portugués, António Costa, ha expresado su "profunda tristeza" por la muerte de "un amigo" con el que tuvo "el privilegio de trabajar estrechamente estos dos últimos años".

Otros líderes como el polaco, Mateusz Morawiecki, y el esloveno, Janez Jansa, se han limitado a expresar su tristeza por el fallecimiento y trasladar a la familia y amigos de Sassoli el pésame en nombre propio y de los Gobiernos que representan.

Mientras, el primer ministro irlandés, Micheál Martin, ha elogiado la figura de un "europeo comprometido que deja un importante legado" y ha asegurado que "se echará mucho de menos su pasión y liderazgo en la promoción y defensa de los valores europeos".

El primer ministro holandés, Mark Rutte, a su vez, ha destacado que el socialista italiano "trabajó siempre duro" por el bien de la Unión Europea, fue un "firme defensor" de los valores y principios europeos "y, ante todo, un hombre amable y noble".

El canciller alemán, el socialista Olaf Scholz, está "consternado" y lamenta la pérdida para Europa de un presidente parlamentario "entregado", que también ha sido "un buen amigo" de Alemania y un "político astuto" de Italia, según un portavoz del Gobierno alemán.

También el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, se ha declarado "extremadamente triste" por la muerte de Sassoli, de quien ha dicho que su trabajo para "modernizar" el Parlamento Europeo fue un empeño "visionario".

Sassoli, de 65 años, llevaba dos semanas hospitalizado en Italia por una "grave complicación" en el funcionamiento de su sistema inmunológico aunque esta situación no se conoció hasta este lunes, víspera de su muerte, cuando la Eurocámara informó del empeoramiento de su salud.

Finalmente, el presidente de la Eurocámara ha muerto a la 01:15 horas de este martes en el Centro de Referencia Oncológica de la ciudad de Aviano, situada en la provincia de Pordenone (noreste de Italia), según ha informado su portavoz, Roberto Cuillo.

Tras su fallecimiento, las banderas de la Unión Europea en las sedes de las principales instituciones comunitarias ondean a media asta en señal de duelo, incluidas las del Parlamento Europeo, la Comisión Europea y del Consejo, a falta de que se conozcan a lo largo del día los detalles sobre el lugar y fecha de sus funerales y otros gestos de pésame.

Además, numerosos eurodiputados y personal del Parlamento Europeo se han concentrado frente a la entrada principal de la institución en Bruselas para guardar un minuto de silencio y posteriormente ovacionar a Sassoli, fallecido apenas una semana antes de que la Eurocámara votara para elegir a su relevo.

Entretanto, la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha comparecido de riguroso luto para lamentar la muerte de un "luchador por la justicia y la solidaridad" como fue David Sassoli; al tiempo que ha subrayado como legado su ambición de luchar por una Europa "más unida" y "cercana" a los europeos.

"Hoy es un día triste para Europa. Hoy nuestra Europa pierde a un europeísta convencido, a un demócrata sincero y a un buen hombre", ha dicho Von der Leyen, para añadir después que "fue un hombre de profunda fe y fuertes convicciones. A todos les gustaba su sonrisa y su amabilidad, pero supo luchar por lo que creía".

El presidente del Consejo, Charles Michel, ha dicho a través de Twitter que ya echa de menos la "calidez humana" de Sassoli, así como "su generosidad, su simpatía y su sonrisa".

La muerte del presidente del Parlamento Europeo conmociona a la UE
Comentarios