sábado 24/10/20

Dos muertos y un herido en las protestas raciales de EE UU

Un individuo armado que protegía edificios de los saqueos disparó contra los manifestantes
Un manifestante se encara con la policía en la tercera noche consecutiva de protestas CHRISTIAN MONTERROSA

Al menos dos personas resultaron muertas y una herida, en la tercera noche consecutiva de protestas raciales en Kenosha (Wisconsin) desde que el domingo un agente policial disparó siete veces en la espalda al afroamericano Jacob Blake, informó ayer la policía local.

El boletín policial indicó que los agentes respondieron a llamadas de alerta después de que varios individuos armados dispararon contra los manifestantes cerca de una estación de gasolina en esa ciudad, al sur de Milwaukee, mientras Blake, de 29 años, permanece hospitalizado en estado grave.

Los videos difundidos en las redes sociales muestran lo que parece fue una confrontación entre manifestantes y un grupo armado que decía estar protegiendo propiedades privadas. Después de entrar en efecto un toque de queda, impuesto desde las ocho de la noche por las autoridades municipales, la policía empezó a dispersar a los manifestantes congregados en un parque frente al edificio de tribunales del Condado de Kenosha hacia la calle Sheridan, donde ocurrió el incidente armado.

El jefe de la policía del Condado de Kenosha, David Beth, dijo a la prensa que su departamento investiga si el tiroteo fue resultado de un enfrentamiento entre los manifestantes que protestaban por la muerte de Blake y un grupo de hombres armados que al parecer protegían algunas tiendas. Beth añadió que las autoridades buscan a un hombre, cuya imagen aparece en videos de testigos, que marchaba por la calle portando un arma larga. Blake, padre de seis niños, fue tiroteado por la policía casi exactamente tres meses después de la muerte, bajo custodia policial, de George Floyd en Mineápolis (Minesota), un incidente que desencadenó protestas multitudinarias y disturbios con incendios y saqueos en varias ciudades de todo el país.

Los reiterados incidentes en los cuales afroamericanos desarmados mueren a manos de la policía han dado ímpetu al movimiento «Las vidas negras, importan», que este año se ha combinado con el malestar social por la pandemia del covid y la crisis económica que ésta ha provocado, dejando a millones de personas sin empleo.

Dos muertos y un herido en las protestas raciales de EE UU
Comentarios