lunes. 28.11.2022

Obama y Netanyahu acuerdan dar un impulso a la negociación con Palestina

El presidente norteamericano y el primer ministro israelí califican la reunión de «excelente» y apuestan por llegar a un acuerdo para lograr la paz en Oriente Medio
Barack Obama y Benjamin Netanyahu dialogan en la Casa Blanca.

Distendidos, amistosos, riéndose a carcajadas, por si a alguien no le quedaba claro que ha pasado la tormenta, Barack Obama y Benyamin Netanyahu sostuvieron ayer una reunión «excelente», según sus palabras. Se trataba de disipar la imagen de desencuentro que ambos líderes han dado en los últimos meses y apremiar el inicio de conversaciones directas entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) antes de que expire en septiembre la moratoria parcial de nuevos asentamientos judíos y se complique más la situación.

«Estoy listo para entablar conversaciones directas», anunció una vez más el primer ministro israelí. El mandatario demócrata asintió satisfecho y dijo creerle. «La Autoridad Nacional Palestina tiene que preparar a su pueblo para la paz, es una oportunidad única y es un momento único para lograrlo», añadió después el dirigente hebreo.

Hasta ahora Netanyahu y Mahmud Abbas, líder palestino, sólo se han comunicado a través del enviado especial del presidente de EE.UU., George Mitchell, artífice de la paz de Irlanda del Norte, que hoy escuchaba silenciosamente desde la parte de atrás del Despacho Oval.

El mandatario norteamericano admitió que en privado ha sugerido a Netanyahu y Abbas una serie de iniciativas que contribuirían a crear ese clima de confianza, pero evitó dar detalle alguno para ahorrarles presiones.

Elogios presidenciales. A diferencia de otros encuentros, esta vez Israel se ha encargado de que una serie de acciones positivas precedieran la reunión. El lunes Tel Aviv anunció medidas para suavizar el bloqueo a Gaza que dio pie al sangriento incidente de la Flotilla de la libertad . Algo que fue elogiado por Obama, satisfecho de que llegasen «antes de lo que muchos esperaban». Y ayer mismo, mientras ambos conversaban, los tribunales israelíes anunciaban acciones contra varios oficiales del Ejército por la ofensiva entre la Navidad del 2008 y enero del 2009 contra Gaza, en la que murieron 1.400 palestinos frente a sólo trece judíos.

El respaldo de Obama a Israel llegó también en forma de crítica a Irán, cuyo deseo de adquirir armas nucleares es «la mayor preocupación» de las autoridades hebreas, recordó Netanyahu. Por contra, el presidente estadounidense no mostró intención de obligar a que Israel firme el Tratado de No Proliferación.

Obama y Netanyahu acuerdan dar un impulso a la negociación con Palestina
Comentarios