martes. 09.08.2022

Tres semanas después de hacerse con el control de casi toda la región de Lugansk, las fuerzas rusas aún no logran avances importantes en la vecina provincia de Donetsk, donde hoy continuaron sus esfuerzos en dirección a Bajmut para tratar de tomar la ciudad y la central termoeléctrica de Vuhlehirska.

Analistas del estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra (ISW) han advertido de que la actual ofensiva puede reportarle a Rusia limitadas ganancias territoriales al noreste de la estratégica carreta E40, en la región de Donetsk. Pero, según el ISW, esta ofensiva probablemente concluirá antes de la captura de las ciudades de Sloviansk o Bajmut, dos plazas fuertes ucranianas en esa zona. «En las últimas semanas las tropas rusas no han conseguido éxitos importantes en dirección a Sloviansk o lo largo del saliente Síversk-Bajmut y continúan disminuyendo su potencial ofensivo en combates por pequeñas localidades relativamente poco importantes en toda la región de Donetsk», señaló en ISW en su informe diario.

Según el Servicio de Inteligencia del Ministerio de Defensa del Reino Unido, que coincide con el ISW en que la ofensiva rusa en el frente del Donbás se reduce a «ataques en pequeña escala», las fuerzas rusas se acercan a la segunda mayor central eléctrica ucraniana, la de Vuhlehirska, en el noroeste de la ciudad de Donetsk. «Rusia está priorizando la captura de infraestructuras críticas, como centrales eléctricas», se afirma en un tuit publicado por Defensa, que admitió sin embargo que el avance sobre Vuhlehirska puede ser un intento de recobrar el impulso de su ofensiva sobre la ciudades de Kramatorsk y Sloviansk.

La ofensiva rusa pierde fuelle en el Donetsk y los civiles siguen muriendo
Comentarios