sábado 28/5/22

Marine Le Pen denunció ayer un montaje con la revelación de un nuevo informe del servicio antifraude de la Unión Europea (Olaf) en el que se le acusa de malversación de fondos que recibió en tanto que eurodiputada y le reclama que devuelva 137.000 euros. «Estoy acostumbrada a las trampas de la Unión Europea», señaló durante una visita electoral a la localidad de Saint Pierre en Auge, en Normandía, antes de negar las acusaciones dirigidas contra ella.

El próximo domingo se celebra la segunda vuelta de las presidenciales francesas en la que Le Pen se enfrenta al jefe del Estado saliente, Emmanuel Macron. Reaccionaba así a la filtración el domingo por el medio en línea Médiapart de un documento de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (Olaf, que le reclama esos 137.000 euros, igual que exige la devolución de otras cantidades a otros antiguos eurodiputados de su partido: su padre, Jean-Marie Le Pen, su expareja, Louis Alliot, y Bruno Gollnisch.

En total, el organismo antifraude quiere recuperar 617.000 euros de estos miembros de la Agrupación Nacional (RN) con el argumento de que esa partida se utilizó para hacer donaciones a asociaciones al frente de las cuales había personas estrechamente vinculadas a la formación y que por tanto se empleó para fines de política nacional.

La Fiscalía de París ha confirmado que recibió el 11 de marzo ese informe.

Le Pen denuncia un montaje de la UE en la malversación
Comentarios