lunes 6/12/21

Ya se conoce el sentido del voto del 99,79% de los peruanos que acudieron a las urnas en la segunda vuelta de las presidenciales del domingo. Sin embargo, aún está por determinarse el nombre del hombre o la mujer que dirigirá los destinos del país los próximos cinco años. La contienda entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori sigue abierta, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). Lo más probable es que se deba esperar incluso más allá de esta semana para finalizar el recuento. Hasta la última papeleta puede ser determinante en el resultado final a tenor del empate técnico actual.

Las sacas con sufragios que faltan por llegar son las que proceden de las zonas más rurales y selváticas -en principio favorables a Castillo- y las que deben enviar las distintas embajadas en el mundo con las preferencias de los emigrantes -todo apunta a que apoyarían a Fujimori-. El izquierdista Castillo llevaba este martes por la noche una ligera ventaja sobre la derechista Fujimori (50,20% frente a 49,7%, en total poco más de 70.000 votos) y ello le llevó a presentarse como ganador con el objetivo de generar optimismo entre sus seguidores.

Desde la sede de su partido Perú Libre, en el centro de Lima, el profesor rural quiso también así desactivar la táctica de su rival, cada vez más partidaria de jugarse sus últimas cartas a las teorías de un fraude que niegan todas las instituciones y la comisión de verificación internacional enviada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Perú tiene que esperar a contar el último voto para saber si gana Castillo o Fujimori