lunes 16/5/22

La Policía Metropolitana de Londres anunció ayer que ha abierto una investigación sobre las polémicas fiestas que se han celebrado en Downing Street durante la pandemia, una cuestión que ha provocado tensiones en el seno de los ‘tories’ y que podría costarle al primer ministro, Boris Johnson, su cargo al frente del Ejecutivo.

La comisionada Cressida Dick señaló que las fuerzas de seguridad analizarán «posibles violaciones de las regulaciones impuestas con motivo del coronavirus» en el seno del Gobierno durante los últimos tres años.

Así, indicó que la Policía trabajará «sin miedo ni favores» e irá informando a la población a medida que se den «pasos sustanciales» en el marco de la investigación, según informaciones de la cadena de televisión BBC. «El hecho de que estemos investigando no significa que se vaya a penalizar a todas las personas investigadas», subrayó la agente de Policía.

Antes de una comparecencia para abordar las tensiones en Ucrania, Johnson saludó la apertura de una investigación, justificando que la pesquisa «ayudará a dar a la ciudadanía la claridad que necesita». Además, el primer ministro indicó que el Gobierno está centrado en abordar «las prioridades» de los ciudadanos. Por su parte, un portavoz de Downing Street ha insistido en que «no cree» que el ‘premier’ violara las normas impuestas. La apertura de la investigación implicará que partes de la investigación independiente se retrasarán mientras la Policía lleva a cabo los análisis pertinentes.

La investigación de la Policía «llevará semanas, no días», según una fuente citada por ‘Sky News’.

La medida ha sido tomada a raíz de nuevas acusaciones sobre una fiesta de cumpleaños de Boris Johnson que se celebró en su residencia oficial el 19 de junio.

La Policía abre una investigación sobre las fiestas celebradas en Downing Street
Comentarios