domingo 22/5/22

La intervención de la Policía en el escándalo de las fiestas en Downing Street durante la pandemia dejó ayer en el aire la publicación del esperado informe interno del Gobierno sobre esas reuniones sociales, de cuyas conclusiones puede depender el futuro político del primer ministro, Boris Johnson.

Las fuerzas de seguridad han pedido en un comunicado que el documento que está elaborando la alta funcionaria Sue Gray haga «mínima referencia» a los hechos que también están investigando los agentes.

Gray, que preveía haber concluido el informe esta semana, debe decidir ahora si entrega una versión parcial de sus pesquisas, sin aportar detalles sobre las fiestas más polémicas, o bien retrasa la publicación hasta que la Policía haya hecho sus propias averiguaciones, lo que lo pospondría por tiempo indefinido.

El nuevo escenario reduce aparentemente las posibilidades de que los diputados del Partido Conservador descontentos con la gestión de Johnson convoquen en los próximos días una moción de confianza interna sobre su liderazgo.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

El entorno del jefe de Gobierno temía que si las conclusiones del informe de Gray eran dañinas para su imagen podrían superarse las 54 peticiones por escrito necesarias para que se convoque una votación sobre la continuidad de Johnson.

Partidos de la oposición han criticado el paso dado por la Policía, que a su juicio otorga más tiempo al primer ministro para lidiar con la crisis. El líder de los liberaldemócratas, Ed Davey, expresó su «preocupación por la creciente percepción de que hay un arreglo» entre la Policía y el Gobierno. «La gente está cada vez más preocupada, comprensiblemente, de que esto parezca un encubrimiento».

La Policía deja en el aire el informe sobre las fiestas celebradas en Downing Street
Comentarios