viernes 21/1/22

Polonia informó ayer de que continúan los intentos de cruzar ilegalmente su frontera en el marco de la «guerra híbrida» lanzada por las autoridades de Minsk para presionar a la Unión Europea, mientras Alemania pidió a Rusia hacer valer su influencia sobre Bielorrusia. La Guardia Fronteriza habló de una relativa calma, después de que en días anteriores se registraran intentos de asaltos ilegales masivos, a veces violentos, aunque precisó que «tres grandes grupos» de «entre varias decenas y doscientas» personas trataron de entrar ilegalmente en las últimas horas. Mientras, la canciller alemana en funciones, Angela Merkel, calificó en una conversación telefónica con el presidente ruso Vladímir Putin, de «inhumano» e «inaceptable» el comportamiento del régimen de Minsk.

Merkel pidió al jefe del Kremlin que haga valer su influencia sobre el régimen de Alexandr Lukashenko y advirtió en contra de la «instrumentalización de inmigrantes» contra la UE. Putin llamó a Bruselas a entablar «contactos directos» con Minsk.

Polonia frustra intentos de cruzar la frontera