jueves 20/1/22

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, anunció ayer que disolverá el Parlamento y convocará elecciones anticipadas el día 30 de enero, para salir de la crisis política abierta con el rechazo del Presupuesto. El anuncio fue realizado en una comunicación al país, después de realizar una ronda de contactos con los principales actores del país durante la última semana.

El Gobierno del socialista António Costa, en minoría, se quedó solo en la defensa de su proyecto de Presupuesto para 2022, después de que sus antiguos socios de izquierda le dieran la espalda y la derecha votara también en contra, lo que ha abocado a elecciones tras sólo dos años de legislatura.

La fecha es determinante para algunos partidos, especialmente dentro de la derecha, a quienes la crisis política les ha pillado con primarias en el horizonte para resolver disputas internas.

El principal partido conservador, el PSD (centro-derecha), que lidera la oposición, tenía previsto realizar primarias entre su líder, Rui Rio, y el eurodiputado Paulo Rangel el 4 de diciembre.

En una situación similar están los democristianos del CDS, aliados históricos del PSD, que iban a realizar elecciones este mismo mes, entre su actual presidente, Francisco Rodrigues dos Santos, y el eurodiputado Nuno Melo.

Aunque la mayoría de los partidos transmitieron al presidente que se decantaban por el 16 de enero como la fecha más adecuada para las elecciones finalmente tendrán lugar el día 30.

El presidente de Portugal convoca elecciones para el 30 de enero