sábado 27/11/21

Serguéi Shefir, principal ayudante del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, resultó ayer ileso de un intento de atentado perpetrado por unos desconocidos en las afueras de Kiev. No así su chófer, que recibió tres balazos y está internado en una unidad de cuidados intensivos. El suceso se produjo por la mañana en la localidad de Lesnikí, cercana a la capital. Los atacantes dispararon desde el bosque con armas automáticas contra el Audi de Shefir, que recibió una veintena de impactos de bala, varios ellos en el parabrisas.

Las autoridades ucranianas no descartan que esté Rusia detrás del atentado, aunque desde Moscú se han apresurado a negarlo y lamentan que en Kiev se hagan tales conjeturas «sin pruebas fehacientes que lo sustenten».

Zelenski, que se encuentra actualmente en Nueva York para intervenir ante la Asamblea General de Naciones Unidas, ha prometido que «habrá una respuesta contundente» por lo sucedido, aunque admitió no tener por el momento la menor idea de quiénes han podido ser los autores. «Han podido ser tanto fuerzas internas como externas», declaró el presidente ucraniano en un vídeo difundido por la web de su oficina. Miembros de su equipo señalan a Moscú como posible origen del grupo de asesinos que llevó a cabo la agresión. Zelenski aseguró que volverá inmediatamente al país, tras su discurso ante la ONU, para ponerse al frente de las pesquisas.

La agencia de prensa ucraniana Unian cita testimonios de compañeros de Shefir, señalando que solía ser él quien habitualmente se ponía al volante de su vehículo. Afirman que está en «estado de shock». Por otro lado, la vida de su conductor, según los médicos, no corre peligro aunque su estado es grave. Especialistas de la Policía Científica trabajan sobre el terreno con la intención de tratar de determinar el número de atacantes y las armas empleadas.

David Arajamia, portavoz del grupo parlamentario de la facción Servidor del Pueblo, la formación de Zelenski y que es mayoritaria en la Rada (Parlamento), cree que el atentando «es un toque de atención para el presidente». En su opinión, «contrabandistas, capos del crimen organizado u oligarcas pueden estar detrás (.) tampoco puede excluirse la autoría rusa». En la Administración subrayan el hecho de que se haya intentado asesinar «a un miembro clave del equipo de Zelenski».

El principal ayudante del presidente ucraniano sale ileso de un ataque con 20 disparos
Comentarios