jueves 22/10/20

El principal opositor ruso queda en estado de coma tras ser envenenado

El abogado anticorrupción se puso enfermo en un avión después de haber tomado un te
Alexéi Navalni en una foto de archivo durante una de sus detenciones. YURI KOCHETKOV

El abogado anticorrupción y principal líder opositor ruso, Alexéi Navalni, de 44 años, se encuentra hospitalizado en estado de coma en un hospital de Omsk (Siberia). Su portavoz, Kira Yarmish, supone que fue envenenado. Navalni se sintió de repente mal en el avión en el que volaba desde Tomsk (Siberia) a Moscú y el piloto decidió aterrizar de emergencia en Omsk, en donde fue trasladado al hospital.

Yarmish informó del suceso en su cuenta de Twitter cuando acompañaba al líder opositor en la ambulancia desde el aeropuerto al centro sanitario.

«Suponemos que Alexéi fue envenenado con algo que le echaron en el té. Es lo único que bebe por la mañana. Los médicos dicen que la toxina se absorbió de forma más rápida gracias a que el líquido estaba caliente», escribía la portavoz en Twitter.

Explicó que Navalni se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos inconsciente y conectado a un aparato de respiración artificial, lo que fue confirmado por el departamento regional de Sanidad. El director del hospital, Alexánder Murajovski, citado por la agencia TASS, declaró que «se encuentra en estado grave». Yarmish recuerda que, hace justo un año, el dirigente opositor fue también envenenado mientras cumplía una de las múltiples penas de prisión menor a las que ha sido condenado en los últimos años por organizar manifestaciones no autorizadas.

A finales de julio de 2019, Navalni cumplía un condena de 30 días de cárcel por convocar «eventos ilegales» y tuvo que ser enviado de urgencia al hospital número 64 de Moscú debido a una «reacción alérgica aguda», aseguraron entonces las autoridades. Sin embargo, la abogada del equipo del político, Olga Mijáilova, aseguró que, dentro del centro penitenciario, «fue envenenado con alguna sustancia química desconocida». La sustancia actuó a través de la piel y provocó una irritación cutánea tan agresiva que su oftalmóloga, Anastasía Vasílieva, llegó a calificarla de «quemadura». Le afectó a los párpados, a uno de los ojos y a algunas partes de la cara.

Navalni tiene un canal en Youtube a través del que se dedica a difundir las investigaciones de su plataforma, el Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK en sus siglas en ruso), sobre el patrimonio y las corruptelas de numerosos altos cargos del país, incluido el presidente Vladímir Putin, al que ha acusado de emplear enormes sumas de dinero en sus campañas electorales a cuenta del contribuyente y de gastar auténticas fortunas en rehabilitar sus múltiples residencias de descanso, algunas de las cuales apenas visita.

El pasado mes de marzo, Navalni denunció que las autoridades rusas le habían bloqueado las cuentas y tarjetas bancarias suyas y de toda su familia, incluyendo a su esposa, padres, hijos y colaboradores más próximos. Según sus averiguaciones, les congelaron los fondos en el marco de las investigaciones por presunto blanqueo de dinero contra el FBK, causa que él considera «amañada y motivada por razones políticas». Navalni anunció hace justo un mes, el 20 de julio, el cierre de esta ONG anticorrupción.

«Tenemos que informar de que la organización no comercial Fondo de Lucha contra la Corrupción, que creé hace nueve años, ha llegado a su fin porque sencillamente nos la han arrebatado», escribió en su blog.

Navalni está actualmente imputado por «difamación» contra un veterano de la II Guerra Mundial, pero no reconoce su culpabilidad y sostiene que se trata una vez más de otra causa con clara motivación política. El caso se abrió en relación con un comentario crítico contra los participantes en un vídeo de la campaña a favor de las enmiendas constitucionales para que Putin pueda seguir en el poder hasta 2.036. Entre ellos se encontraba el anciano veterano, Ignat Artemenko, que presentó la demanda contra Navalni.

El principal opositor ruso queda en estado de coma tras ser envenenado
Comentarios