viernes 28/1/22

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó ayer a Occidente de utilizar la crisis migratoria en la frontera bielorruso-polaca para presionar al Gobierno de Bielorrusia, en una intervención ante la plana mayor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

«No se puede no ver que los países occidentales utilizan la crisis migratoria en la frontera bielorruso-polaca como un nuevo pretexto de tensión en una región cercana para nosotros, para presionar a Minsk», dijo el jefe del Kremlin.

Putin sostuvo que Occidente menosprecia los valores humanitarios que predica para los demás.. «Vemos cómo se comportan hoy los efectivos polacos en la frontera. Ustedes lo ven en internet, en la televisión. Lo primero que viene a la mente es la pena por los niños. Allí hay niños pequeños, les echan agua, gases lacrimógenos, arrojan granadas...», dijo el presidente ruso.

Recordó que el Gobierno polaco en 2014, cuando el presidente de Ucrania era Víktor Yanukóvich, calificaba de inadmisible el empleo de ese tipo de medios por la policía contra la población civil en el Maidán. «¿Y qué hacen ellos ahora» en la frontera bielorruso-polaca?, inquirió el mandatario. Agregó que Moscú es consciente de que hay problemas internos en Bielorrusia y aboga por el diálogo entre sus autoridades y la oposición.

Sin embargo, Putin subrayó que Rusia «continuará su política de fortalecimiento de vínculos y de profundización de los procesos integradores con Bielorrusia».

7.000 migrantes

Según Minsk, actualmente en Bielorrusia se encuentran unos 7.000 migrantes procedentes en su mayoría de Oriente Medio, de los cuales unos 2.000 se hallan varados junto la frontera con Polonia e intentan acceder a la Unión Europea, con Alemania como destino final.

Putin acusa a Occidente de usar la crisis migratoria para presionar a Minsk
Comentarios