martes. 31.01.2023
La amenaza de un acto terrorista en el transporte público es muy alta

Putin coloca a Rusia en máxima alerta ante el temor de un ataque

Los habitantes de perfil caucasiano se debían identificar para poder viajar en un metro controlado
El metro moscovita fue uno de los puntos más vigilados ante el temor
Moscú, San Petersburgo y otras muchas ciudades rusas amanecieron completamente tomadas por fuerzas del Ejército y de la Policía. Agentes y soldados con perros adiestrados para detectar explosivos patrullaron aeropuertos, estaciones de ferrocarril, mercados y grandes almacenes. El metro de Moscú, en donde se llegó a desconectar el sistema de telefonía móvil, fue uno de los más vigilados. Todas estas medidas de prevención contra atentados fueron dispuestas el martes por la noche, después de que el Comité Nacional Antiterrorista (NAK), órgano creado en febrero del año pasado por orden del presidente Vladímir Putin, advirtiese que la posibilidad de ataques es muy alta, sobre todo en el transporte público.Fue establecido el nivel de «alerta avanzada», el máximo de la escala. Nikolái Pátrushev, director del FSB (antiguo KGB) y máximo responsable del NAK, fue quien dio las instrucciones para el despliegue de todo el dispositivo después de que, según aseguró uno de sus portavoces, «los servicios secretos extranjeros nos pusieran al corriente de la existencia de tal amenaza».Ayer por la mañana, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Ivanov, anuncio «medidas complementarias», reforzando la vigilancia también a edificios oficiales, instalaciones militares, escuelas, hospitales y centrales nucleares y eléctricas. Se incrementaron además los puestos de control en las carreteras de Chechenia. Para evitar tener que utilizar el metro, todas las excursiones de escolares programadas a museos y zoológicos fueron canceladas. Cartera de plástico En Moscú, todas las personas con bolsas y aspecto caucasiano eran conminadas por la Policía a identificarse y mostrar sus pertenencias antes de entrar en el metro. El único incidente registrado fue el hallazgo, en la estación de metro moscovita de «Vóikovskaya» de una cartera de plástico con 200 cápsulas en su interior atadas con una cinta en la que ponía: «infectado», pero no revestía ningún peligro. A última hora, un funcionario del NAK declaró que «la información proporcionada por nuestros colegas extranjeros no ha sido corroborada todavía». El responsable, no obstante, dijo que se han encontrado 10 kilogramos de explosivos en una localidad de los Urales y que la Policía recibió más de 100 llamadas telefónicas con avisos de posibles delitos que están siendo investigados.

Putin coloca a Rusia en máxima alerta ante el temor de un ataque
Comentarios