martes. 06.12.2022

Putin da plantón al plan de la Osce para rebajar tensión con Ucrania

Macron acusa a Rusia de «querer presionar» y aplaude la «sangre fría» de Ucrania
                      Macron con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, durante su reunión en Kiev. THIBAULT CAMUS
Macron con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, durante su reunión en Kiev. THIBAULT CAMUS

Moscú se ha distanciado inmediatamente de un nuevo mecanismo de diálogo presentado ayer por la presidencia polaca de la Osce para tratar de rebajar las tensiones entre Rusia y Ucrania y, de forma más amplia, entre Rusia y Occidente.

La nueva plataforma se denomina ‘Diálogo Renovado sobre la Seguridad en Europa’ y es una iniciativa del actual presidente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce), el ministro polaco de Exteriores, Zbigniew Rau.

«Es imperativo que, a través de la diplomacia y del diálogo, encontremos un camino para la desescalada», dijo Rau en rueda de prensa en Viena y agregó que Europa se encuentra en un momento «crítico» ya que el riesgo de «una gran guerra es mayor ahora que en ningún momento en los últimos 30 años».

El representante de Rusia ante la Osce, Alexander Lukashevich, criticó la iniciativa de Polonia, un país de la Otan que ha ofrecido armamento a Ucrania y tiene relaciones tensas con Moscú, como «mal concebida» y expresó que su país prefiere el diálogo con la Otan y Estados Unidos.

«Nuestra posición se mantiene sin cambios: debemos centrarnos en un diálogo con los Estados Unidos y los países miembros de la Alianza, con los que buscamos concluir garantías de seguridad legalmente vinculantes a largo plazo», explicó el diplomático ruso en unas declaraciones que recoge la agencia Tass.

«En ausencia de avances en estos campos, una conversación en la Osce no traerá resultados. Además, la organización no es capaz de negociar acuerdos legalmente vinculantes», agregó Lukashevich.

La Osce es un foro multilateral nacido en la Guerra Fría para facilitar el diálogo entre bloques y es la única organización del mundo, aparte de la ONU, en la que Rusia, Ucrania, EEUU y los países de la Unión Europea se sientan en la misma mesa.

El nuevo mecanismo de diálogo, cuya primera sesión se desarrolló ayer en Viena, pretende utilizar todo el potencial de la Osce como plataforma de intercambio de ideas en el contexto de tensiones crecientes y el riesgo de una mayor escalada en Europa.

Rusia ha exigido a Estados Unidos y la Otan unas garantías de seguridad, entre las que se incluye descartar la adhesión a la Alianza de Ucrania y Georgia y la retirada de tropas de la Alianza de sus socios de Europa del Este.

Mientras, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusó ayer a Rusia de «querer presionar» a la comunidad internacional y aplaudió la «sangre fría» de Ucrania ante la «presión» militar rusa en su frontera.

En una rueda de prensa posterior a su encuentro con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Kiev, Macron aseguróque París continúa «decidido» a «hacer todo lo posible» para mantener la mediación entre Rusia y Ucrania, un día después de visitar la capital rusa para reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

«Los resultados tardarán en producirse porque aquí estamos hablando de un orden construido tras la Segunda Guerra Mundial», avisó el presidente francés.

Putin da plantón al plan de la Osce para rebajar tensión con Ucrania
Comentarios