viernes 28/1/22
Imagen de afganos atrapados en el infierno talibán. MOHAMMAD JAVADZADEH HANDOUT

Mientras Occidente protagoniza una carrera de fondo para evacuar a miles de afganos cuyas vidas peligran con la vuelta al poder de los talibanes, Vladímir Putin cierra las puertas de Rusia a cal y canto.

Y no solo las de su territorio. También ha pedido a las ex repúblicas soviéticas de Asia Central que pongan freno y se opongan también a recibir a personas procedentes del país vecino por el riesgo de que se infiltren «combatientes disfrazados de refugiados».

«No queremos que vengan milicianos que se hacen pasar por refugiados. No queremos reincidencia alguna de lo que pasó en los años 1990 y a principios de la década de 2000», aseguró el jefe del Kremlin en una reunión celebrada ayer con los cabezas de lista del partido oficialista Rusia Unida, al recordar la expansión terrorista durante los años del Emirato Islámico de Afganistán antes de su caída con la invasión de 2001.

Putin se mostró muy crítico con la idea de algunos países occidentales de reubicar a los refugiados de Afganistán a los países cercanos a Rusia mientras se procesan sus visas para Estados Unidos y Europa. «¿Eso significa que pueden ser enviados sin visado a esos países, a nuestros vecinos, mientras que ellos mismos (Occidente) no quieren llevárselos sin visado? ¿Por qué existe un enfoque tan humillante para resolver el problema?», se preguntó. El mandatario ruso no ocultó su consternación ante el hecho de que las ex repúblicas soviéticas, algunas fronterizas con Afganistán, se abran a recibir evacuados. «Son nuestros aliados cercanos y nuestros vecinos con quienes no tenemos restricciones de visados», afirmó al esbozar los graves peligros que entrañaría dar cabida a «cientos, o miles o incluso millones» de personas. «¿Quién puede estar entre estos refugiados, cómo podemos saberlo?», cuestionó. Putin, que mantiene abierta la Embajada rusa en Kabul, se ha ofrecido en cambio a mediar en las conversaciones entre los insurgentes y el gobierno anterior. «Afganistán guarda relación directa con nuestra seguridad», señaló.

Putin se niega a acoger afganos por miedo a que se infiltren combatientes
Comentarios