domingo 29/5/22

El Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (JNIM, en sus siglas en árabe), leal a Al Qaeda, anunció este domingo la captura de un mercenario del grupo ruso Wagner, ligado al Kremlin, en la región de Ségou, en el centro de Mali. «Durante la primera semana del mes de abril, Dios agració a sus servidores muyahidines con la captura de un soldado de las fuerzas rusas en una zona montañosa en la región de Ségou», dijo la organización terrorista en un comunicado difundido por su brazo mediático Al Zallaqa.

El grupo yihadista no precisó en su nota si el combatiente capturado es ruso o de otra nacionalidad. El comunicado informa también de que los mercenarios rusos participaron con las fuerzas malienses en una operación de aterrizaje en el mercado de la población de Moura, donde se enfrentaron a los combatientes del JNIM. Agrega que las fuerzas rusas y malienses asediaron la aldea durante cinco días y «mataron a cientos de inocentes desarmados».

El grupo yihadista se refiere a una sangrienta operación militar que tuvo lugar el pasado 27 de marzo en la aldea de Moura, situada en la región de Mopti, que según la organización Human Rigths Watch (HRW) se cobró la vida de «unos 300 hombres civiles».

La oenegé subrayó que la matanza fue presuntamente cometida por soldados malienses en compañía de militares extranjeros identificados por varias fuentes como rusos.

El pasado 7 de este mes, el representante especial para la ONU en Mali, El Ghassin Wane, acusó a las autoridades de Bamako de entorpecer una investigación independiente solicitada por la propia misión de la ONU (Minusma) sobre la masacre.

El pasado martes, efectivos rusos y malienses mataron a 18 personas y detuvieron a otros 611 en la localidad Hambori, en la región de Mopti (centro), en respuesta a la muerte de un integrante de Wagner en un ataque con explosivos. Según la versión del Ejército maliense los muertos y los detenidos eran «terroristas», pero testigos consultados por Efe indicaron que los fallecidos y los arrestados no serían terroristas sino civiles congregados en el mercado semanal de la localidad.

La presencia de efectivos rusos en Mali, supuestamente mercenarios de grupo Wagner para instruir a las fuerzas malienses y proteger al gobierno, ha sido objeto de polémica internacional y es el motivo por el que Francia ha retirado su misión antiterrorista en el terreno. Mali está gobernado por una junta militar salida de dos golpes de Estado y se encuentra inmerso en una crisis de seguridad desde 2012.

Al Qaeda anuncia la captura de un mercenario del grupo ruso Wagner en Mali
Comentarios