martes. 31.01.2023

El Partido Laborista británico retuvo el escaño parlamentario de la ciudad inglesa de Chester, con el 61% de los votos, en la primera elección parcial que afronta Rishi Sunak desde que accedió a la jefatura del Gobierno británico, a finales de octubre. La victoria de Samantha Dixon, quien lideró al grupo laborista en el ayuntamiento de esta plaza del noroeste de Inglaterra, confirma la recuperación de la formación de centro izquierda desde la hecatombe electoral de 2019 y el derrumbe progresivo de los conservadores tras doce años al mando del Reino Unido.

Dixon mejoró la posición del partido en Chester pese a las circunstancias adversas de la elección parcial, que fue forzada por la dimisión del anterior diputado laborista debido a alegaciones de abuso sexual. Pero los acuciantes problemas nacionales —en particular la crisis del coste de la vida— centraron la atención de los electores, poniendo de relieve que «están hartos del mandato ‘tory’ y quieren el cambio que ofrece el laborismo», según declaró la nueva parlamentaria.

Se registró un trasvase de apoyos del 13,8% desde la formación gubernamental a la oposición y una mayoría de casi 11.000 votos, mayor que la cosechada por los laboristas en 2019. La participación fue del 40,8%, dentro del nivel acostumbrado.

Rishi Sunak sufre su primer batacazo al perder los ‘tories’ unas elecciones
Comentarios