sábado. 13.08.2022

Rusia exhibe su control sobre Europa y reabrirá el gasoducto con Alemania

Putin irrumpe ante el creciente temor por un corte repentino, que provocaría una caída del PIB español del 1%, y hasta el 6% en el Este
                      Imagen de la situación de una localidad de Odesa tras un bombardeo ruso. STRINGER
Imagen de la situación de una localidad de Odesa tras un bombardeo ruso. STRINGER

Golpe de mando de Vladimir Putin en medio del creciente miedo en toda la Unión Europea a quedarse de forma repentina sin gas. Rusia ha anunciado que restablecerá el suministro a través del gasoducto Nord Stream I (el que le une con Alemania) tal y como estaba previsto. En tiempo. Pero no tanto en forma, ya que está previsto un recorte en la cantidad de gas que llega a través de este canal. En cualquier caso, la filtración de esta posibilidad supone una exhibición de fuerza energética de Moscú frente a toda una Europa pendiente de cada una de las decisiones que en materia energética toma el Kremlin.

Desde el pasado día 11, el gasoducto (la principal vía de conexión de gas entre Rusia y Europa) se encuentra cerrada por labores de mantenimiento. Era un cierre temporal previsto y anunciado, que se realiza todos los veranos por estas fechas.

Sin embargo, el temor que tenía la UE es que el próximo día 21, cuando debería reestablecerse el servicio, Rusia decidiera no hacerlo. Incluso Bruselas lo había advertido públicamente y contaba cada vez más con la posibilidad del cierre total de la infraestructura.

De hecho, había acelerado el desarrollo de un plan de ahorro energético que, en cualquier caso, presentará este mismo miércoles. La UE no se fía de Putin después de los acontecimientos y anuncios venidos a menos de los últimos meses, incluida la invasión de Ucrania. este martes mismo, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunió con los portavoces parlamentarios del Congreso para exponerles el plan que prepara España.

La noticia de la reapertura sí provocó este martes la primera reacción en los mercados internacionales. El precio del gas natural que se negocia en Amsterdam -la principal referencia para la cotización de esta materia prima- cayó de forma contundente, a un ritmo de hasta el 3% hasta el entorno 155 euros/MWh en apenas unos minutos ante la confianza de los inversores por el anuncio de Moscú.

A la espera de lo que finalmente pueda ocurrir, si Vladimir Putin decidiera cerrar el grifo de forma repentina, casi inesperada y sin contemplaciones, la economía europea estaría abocada a rozar la recesión, esto es, a una caída del PIB, al restar en muchos de sus países hasta seis puntos porcentuales de su crecimiento en el próximo año.

La última previsión elaborada por la Comisión anticipaba que la UE crecería un 2,6% este año, un alza que se vería completamente disipada si Rusia decide actuar con las peores consecuencias posibles. Esa es la conclusión a la que ha llegado el FMI en un informe en el que también señala cuál sería ese impacto en el caso de España. La economía crecería un 1% menos de lo que se espera. El impacto se distribuiría entre el 4% que prevé mejorar España este año y el 2% que lo haría el próximo.

Rusia exhibe su control sobre Europa y reabrirá el gasoducto con Alemania
Comentarios