lunes. 28.11.2022

Rusia responde con la suspensión del acuerdo del grano al ataque a Sebastopol

Ucrania bombardea con una operación masiva de drones la principal base naval rusa

Rusia respondió con la suspensión indefinida del acuerdo para la exportación de grano ucraniano a través de las aguas mar Negro a lo que denominó ataque masivo ayer con drones contra el puerto de Sebastopol, Crimea, que alberga la principal base naval rusa en la región.

Como resultado del «ataque terrorista», como lo calificó el Ministerio de Defensa ruso, el dragaminas ‘Iván Golubets’ sufrió daños menores y también resultó afectada una red de protección en la bahía Yúshnaya de Sebastopol.

En la incursión fueron utilizaron nueve drones y siete aparatos acuáticos no tripulados, precisó el comunicado castrense, que aseguró que fue dirigida por «especialistas británicos» que se encuentran en ciudad de Ochákov, en la región de Mykolaiv de Ucrania.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, declaró que la diplomacia rusa junto con «órganos competentes» estudiará «pasos prácticos» en relación a la participación de británicos en el ataque contra Sebastopol.

En vista de estos hechos, añadió la diplomática, «la parte rusa no puede garantizar la seguridad de los buques mercantes» que participan en el acuerdo para la exportación de grano y «suspende su cumplimiento de manera indefinida».

«Las instrucciones pertinentes han sido impartidas a los representantes rusos en el Centro de Coordinación Conjunto de Estambul, que controla el transporte de los alimentos ucranianos», indicó.

LA ONU PIDE PRESERVAR EL PACTO

La ONU reaccionó inmediatamente al anuncio de Moscú y abogó por la preservación del acuerdo. «Estamos en contacto con las autoridades rusas sobre este asunto», señaló Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general del organismo mundial, António Guterres

En un breve comunicado, Dujarric subrayó que es «vital que todas las partes se abstengan de cualquier acción que pueda poner en peligro» el acuerdo, que es un «esfuerzo humanitario que claramente está teniendo un impacto positivo en el acceso a la comida de millones de personas en el mundo».

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, acusó a Rusia de utilizar un «pretexto falso para bloquear el corredor de grano, que garantizaba la seguridad alimentaria de millones de personas».

«Llamo a todos los Estados a exigir a la Federación de Rusia que ponga fin a los juegos del hambre y que reanude el cumplimiento de sus obligaciones», escribió Kuleba en Twitter.

El ministro agregó que Ucrania ya había advertido de que Rusia planeaba abandonar el acuerdo, que debía prorrogarse en noviembre próximo.

KIEV CULPA A RUSIA

Una fuente del Ministerio del Interior de Ucrania indicó que las explosiones que se registraron en Sebastopol se debieron a una negligencia rusa que causó daños en cuatro buques.

«Como resultado de una manipulación negligente de explosivos, hubo estallidos en cuatro barcos de guerra rusos en la bahía de Sebastopol», declaró Anton Geráshchenko, asesor de Interior.

Entre los buques dañados, aseguró, está la fragata «Almirante Makarov», desde la cual -según dijo- fueron disparados en julio misiles de crucero contra la ciudad de Vinnytsia que causaron la muerte de decenas de civiles ucranianos.

El mando «Sur» de las fuerzas armadas ucranianas indicó que las explosiones en el puerto de la anexionada península de Crimea pudieron deberse al empleo inadecuado de misiles antiaéreos.

«Por el momento no hay confirmación oficial, pero existe la comprensión de que si hay temor a insectos de combate y se emplea contra ellos sistemas antiaéreos agresivos el efecto puede ser absolutamente contrario», dijo a la televisión la portavoz de esa agrupación militar Nataliya Humenyuk.

El ataque en Sebastopol no impdió que Rusia y Ucrania efectuaran un nuevo canje de prisioneros, 50 por bando.

Rusia responde con la suspensión del acuerdo del grano al ataque a Sebastopol
Comentarios