miércoles 27/1/21

Rutte, en peligro, por el escándalo de las ayudas a las familias marroquíes

El Gobierno neerlandés se debate entre la vida y la muerte por un escándalo de discriminación racial en las aprobación de ayudas a 26.000 padres para el cuidado de sus hijos. A dos meses de las elecciones generales y en plena pandemia, el Ejecutivo del primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, decidirá el día 15 si dimite para asumir responsabilidades.

Decenas de miles de familias, en su mayoría de origen turco y marroquí, fueron víctimas de falsas acusaciones de fraude de la asignación que usaban para financiar el cuidado de sus hijos y fueron obligados a devolver a Hacienda cantidades ingentes de dinero, a veces de hasta 100.000 euros, en el plazo de semanas, llevando a muchos a perder su casa, su trabajo o a endeudarse por ello.

Los primeros casos se remontan a 2014, cuando las autoridades fiscales empezaron a enviar misivas a los padres comunicando la retirada de las ayudas que recibían para pagar la guardería de sus hijos, y les acusaron de fraude fiscal.

Rutte, en peligro, por el escándalo de las ayudas a las familias marroquíes
Comentarios