martes. 28.06.2022

Scholz anuncia que «Alemania tendrá pronto el mayor ejército convencional de Europa»

La guerra de Rusia lleva al canciller federal a modernizar al máximo las fuerzas armadas en un plazo de cinco años
                      Un camión con civiles ucranianos cruza un puente improvisado construido junto a una estructura destruida en el área de Kharkiv. SERGEY KOZLOV
Un camión con civiles ucranianos cruza un puente improvisado construido junto a una estructura destruida en el área de Kharkiv. SERGEY KOZLOV

Tras décadas de ahorro y desarme masivo en sus fuerzas armadas, Alemania se dispone a invertir masivamente en el reequipamiento de su Ejército hasta convertirlo en el más poderoso del viejo continente. «Alemania tendrá pronto en Europa el mayor ejército convencional dentro del marco de la Otan», afirmó ayer el canciller federal, Olaf Scholz, en declaraciones a los diarios ‘Stuttgarter Nachrichten’ y ‘Stuttgarter Zeitung’.

Tras destacar el presupuesto extraordinario de 100.000 millones de euros aprobado por los tres partidos de la coalición gubernamental —socialdemócratas (SPD), verdes y liberales (FDP)— tras arduas negociaciones con la oposición conservadora de cristianodemócratas (CDU) y socialcristianos bávaros (CSU), Scholz destacó que se trata de un giro radical en la política de seguridad alemana, que «reforzará apreciablemente» el poderío militar de sus fuerzas armadas.

El jefe del Gobierno germano señaló que espera que esta misma semana el Bundestag, el Parlamento federal, apruebe con la necesaria mayoría de dos tercios gracias al acuerdo con los conservadores de la reforma constitucional que permitirá realizar ese gasto extraordinario durante los próximos cinco años. El pacto fue alcanzado tras negociaciones en las que participaron, entre otros, el ministro de Finanzas, el liberal Christian Lindner, la titular de Exteriores, la ecologista Annalena Baerbock y la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, así como varios destacados miembros de la oposición conservadora y el inspector general del Ejército Federal, el general Eberhard Zorn.

EL EFECTO DE LA GUERRA DE RUSIA

Scholz cumple así la promesa hecha tres días después de la invasión rusa de Ucrania en febrero pasado, cuando anunció que los presupuestos nacionales de 2022 contarán con un gasto extraordinario de 100.000 millones de euros para fines militares. «Esos medios se utilizarán para las necesarias inversiones y el rearme de las fuerzas armadas. A partir de ahora invertiremos de año en año más del 2% de nuestro PIB en nuestra defensa», afirmó entonces el canciller federal. Lambrecht declaró el lunes que el presupuesto de su ministerio se incrementará este mismo año en más de un 7% hasta alcanzar 50.300 millones de euros. A su vez, Scholz destacó que con el paquete financiero con fines militares aprobado junto al principal partido de oposición Alemania «será capaz de cumplir con su compromiso de defensa mejor que nunca y podrá hacer su aportación a la Alianza Atlántica para que podamos defendernos de cualquier agresión exterior». La iniciativa de su gobierno ayudará, dijo, a que «la seguridad de Alemania y Europa sea mayor y es la respuesta adecuada al cambio de era que ha comenzado con el ataque de Rusia a Ucrania».

Armas para Ucrania

El jefe del Ejecutivo federal rechazó, además, las críticas por el supuestamente insuficiente apoyo militar de este país a Ucrania. «Hemos suministrado armas y seguiremos suministrando armas», señaló Scholz en la entrevista con los dos rotativos de Stuttgart, en la que recordó que a finales de julio y tras su puesta a punto serán entregados medio centenar de carros de combate Gepard y que militares ucranianos están siendo instruidos actualmente en el Palatinado alemán en el manejo de obuses pesados autopropulsados Panzerhaubitze 2000.

Igualmente, Sholz destacó que Alemania ha acordado con varios socios del este de Europa como la República Checa o Eslovenia la entrega por parte de estos a Ucrania de carros de combate soviéticos T72 que serán reemplazados en esos países por tanques de desarrollo germano como los Leopard.

El canciller federal destacó que los aliados de Alemania saben de sobra que «el ejército federal no dispone de vehículos militares pesados de sobra en funcionamiento que se puedan enviar inmediatamente» a Ucrania y admitió que resulta «un gran problema» que el Ejército de este país «se encuentre desde 2010 estructuralmente infrafinanciado», lo que «limita todavía nuestra capacidad defensiva». Esto cambiará radicalmente con el presupuesto extraordinario de 100.000 millones de euros aprobado ahora, señaló el cancieller Scholz.

Scholz anuncia que «Alemania tendrá pronto el mayor ejército convencional de Europa»
Comentarios