viernes 21/1/22

El SPD alemán aprueba por abrumadora mayoría el pacto con los verdes y los liberales

Olaf Scholz afirma que los tres partidos tienen intención de continuar su alianza más allá de la legislatura recién iniciada
                      Olaf Scholz, líder del SPD y futuro presidente alemán. RAINER KEUENHOF
Olaf Scholz, líder del SPD y futuro presidente alemán. RAINER KEUENHOF

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) se convirtió este sábado en la primera de las tres formaciones del futuro gobierno alemán en aprobar el acuerdo de coalición con Los Verdes y el Partido Liberal (FDP) durante un congreso extraordinario celebrado en Berlín de manera parcialmente presencial y virtual. Una abrumadora mayoría del 98,8% de los delegados suscribió el pacto con los dos socios menores tras una intervención apasionada del virtual canciller federal y sucesor de Angela Merkel, Olaf Scholz.

La ‘Ampel Koalition’, la coalición del semáforo por los colores que caracterizan a las distintas formaciones del tripartito, se presenta para gobernar con la intención de ser reelegidos tras los próximos comicios en cuatro años, aseguró el responsable de la resurrección de un partido por el que hace un año nadie daba un duro y que se impuso en los comicios generales del pasado septiembre.

La novedosa alianza de socialdemócratas, ecologistas y liberales se presenta para «colaborar de manera amistosa y ser reelegida», afirmó Scholz, quien comentó que «será un gobierno de tres partidos que quieren atreverse con más progreso para Alemania».

El hasta ahora vicecanciller federal y titular de Finanzas en la gran coalición de Merkel prometió un gobierno atrevido y que no se achicará ante reto alguno. «Lograremos un nuevo cambio en Alemania», destacó el designado jefe del Ejecutivo federal en referencia a 1969 y el comienzo de la era de gobierno del legendario Willy Brandt, el primer canciller federal del SPD, y al año 1998, cuando el también socialdemócrata Gerhard Schröder recuperó el poder para su partido después de los 16 años del cristianodemócrata Helmut Kohl al frente del Ejecutivo alemán. Igualmente subrayó que la nueva coalición gobernará en tiempos decisivos. «Es también un gobierno que aborda el progreso en un momento en el que sería peligroso no hacerlo», dijo Scholz en su intervención.

El próximo canciller federal hizo referencia a la lucha contra el cambio climático, «una gran tarea que abarca a todo el planeta», y aseguró que las tres formaciones no apuesta por las prohibiciones para afrontarla, sino por la innovación y la ciencia, «por el progreso tecnológico». «Tenemos en Alemania una gran responsabilidad a la hora de que se consiga» frenar el calentamiento del planeta, no solo por la necesidad de reducir las emisiones nacionales, sino a la hora de mostrar a los demás «cómo se consigue». Como objetivos de su próximo gobierno Scholz habló también de garantizar el futuro de la infancia y los jóvenes, la introducción de un nuevo sistema de ayudas sociales y la construcción de viviendas asequibles. Lo mismo puede decirse del salario mínimo de 12 euros la hora y de progresos en la equiparación de hombres y mujeres, destacó el dirigente socialdemócrata.

Consulta de los Verdes

En cuanto a la pandemia de coronavirus subrayó que ahora se trata de «combatirla con todas las fuerzas a nuestro alcance» y de «actuar unidos con medidas decisivas para romper la cuarta ola». Se espera que el Partido Liberal (FDP) apruebe igualmente el acuerdo de coalición en un congreso extraordinario que se celebra hoy mismo y que Los Verdes den a conocer a lo largo del fin de semana el resultado de la consulta a sus 125.000 afiliados para dar validez al documento elaborado tras ocho semanas de arduas negociaciones entre los tres partidos. Está previsto que superados los trámites en el seno de las tres formaciones, este mismo martes se proceda a la firma formal del acuerdo de coalición y que el Bundestag, el parlamento federal, elija el miércoles en votación a Olaf Scholz como nuevo canciller federal, para que seguidamente jure el cargo junto a su equipo de ministros ante el presidente federal, Frank Walter Steinmeier.

El SPD alemán aprueba por abrumadora mayoría el pacto con los verdes y los liberales