viernes. 03.02.2023
El temporal con lluvias y vientos huracanados que afecta desde ayer el centro y el norte de Europa y que ha causado cerca de 40 muertos, así como cuantiosos daños materiales, está sobre Letonia y se adentra en Rusia, aunque va perdiendo fuerza. Según el Servicio Meteorológico de Londres, el temporal, que se formó en el océano Atlántico en los últimos días, desaparecerá en las próximas horas, después de que su punto más fuerte se localizara sobre las islas británicas. Mientras en el centro de Europa la perturbación tiende a amainar y los países por los que ha pasado recuperan poco a poco la normalidad, el va perdiendo fuerza a medida que se adentra en Rusia, hasta el punto de que en el enclave de Kalingrado se ha levantado el aviso de tormenta dado con anterioridad. Por ello no se espera que cause grandes estragos, aunque los meteorólogos no descartan la posibilidad de nuevas inundaciones en San Petersburgo (segunda ciudad de Rusia) por el desbordamiento del río Neva. Vuelta a la normalidad El Ministerio de Situaciones de Emergencia advirtió de que pueden producirse desbordamientos de ríos y cortes del suministro eléctrico debido a la caída de postes de alta tensión. Ucrania, por su parte, reanudó ayer el suministro normal de petróleo con destino a Europa del Este por el oleoducto Druzhba (Amistad), cortado anoche por el temporal que sacude el país y que provocó la falta de suministro eléctrico en más de medio millar de localidades. Mientras tanto, la situación mejora en los países donde en horas pasadas Kyrill tuvo mayor virulencia. Para el Reino Unido, donde se registraron vientos de unos 120 kilómetros por hora, este fue el peor temporal en diecisiete años y provocó la muerte de nueve personas, mientras que en la República Checa causó cuatro víctimas y en Polonia tres. Alemania, donde el temporal ocasionó al menos once muertos y daños materiales de cientos de millones de euros, recupera lenta y paulatinamente la normalidad, con el restablecimiento del tráfico aéreo y la reanudación parcial del ferroviario, que estuvo interrumpido por completo en todo el territorio.

El temporal pierde fuerza al entrar en Rusia, tras causar 40 muertos
Comentarios