miércoles 18.09.2019

La tensión vuelve a las calles de Hong Kong en una nueva jornada de protestas

Shirley Lau | hong kong


Después de 10 días de relativa paz en la antigua colonia británica, la tensión volvió a las calles ayer cuando miles de personas se manifestaron en Kwun Tong, un área de clase trabajadora en el este de Hong Kong. Y fue a pesar de que no se materializó un plan anunciado por los manifestantes que quería causar interrupciones en los enlaces de transporte al aeropuerto al atascar trenes y autobuses.


Varios momentos complicados se vivieron a lo largo del recorrido de la manifestación, como el producido por un grupo de manifestantes vestidos de negro que colocaron barricadas en una carretera.


Otro momento tenso se produjo cuando cientos de manifestantes se colocaron cascos y máscaras antigás, y permanecieron más de una hora frente a un grupo de policías gritándoles consignas como «¡Mafiosos, mafiosos!».


Ya por la tarde, la policía antidisturbios se desplegó en el punto final de la marcha cuando un grupo de manifestantes les arrojó bombas de gasolina. La policía respondió entonces al ataque disparando gas lacrimógeno.


Aunque ayer no hubo confirmación oficial, varios manifestantes aseguraron a Efe que varias personas fueron detenidas.


Poco antes de que comenzara la marcha, se produjo un enfrentamiento en una estación de metro cercana como protesta a la decisión de la compañía de trenes MTR que decidió suspender el servicio entre las estaciones cercanas a la march.


Esta decisión se produjo dos días después de que medios de comunicación chinos la acusaran de ser un «cómplice de los manifestantes» al fletar trenes gratuitos el pasado miércoles para que los manifestantes pudieran marcharse de la estación de Yuen Long, donde resultaron heridas 45 personas tras un ataque de las mafias chinas.

La tensión vuelve a las calles de Hong Kong en una nueva jornada de protestas