martes. 31.01.2023
Unos trabajadores retiran nieve en las cercanías del Lincoln Center en Nueva York.

La gran tormenta de nieve y fuertes vientos que paraliza desde el viernes la costa este de Estados Unidos se intensificó ayer en diez estados y amenaza a Nueva York y Nueva Jersey, donde se temen acumulaciones históricas e inundaciones.

Diez estados y la capital, Washington D.C., están en estado de emergencia por una tormenta que afecta a 85 millones de personas, mantiene a 33 millones en máxima alerta y ya ha causado al menos 12 muertes.

La tormenta comenzó a intensificarse en la noche del viernes y, a medida que avanza hacia el norte, empeora su pronóstico: la nieve ya no es el único problema, ahora las autoridades temen las inundaciones, que ya comenzaron con intensidad en la costa de Nueva Jersey.

Nueva York fue en la mañana de ayer el último estado en declarar la situación de emergencia, ya vigente en Washington D.C., Maryland, Virginia, Pensilvania, Carolina del Norte, Tennessee, Kentucky, Delaware, Nueva Jersey y Georgia.

La fuerte tormenta, bautizada como Jonas por The Weather Channel, podría convertirse en la mayor nevada de la historia de Washington D.C. con 76 centímetros de acumulación y situarse entre las peores cinco nevadas de Nueva York en más de un siglo, con 75 centímetros.

La circulación de vehículos en la ciudad de Nueva York está prohibida desde las 14.30 hora local (19.30 GMT), medida que afecta también a Long Island, que se extiende al este de la isla de Manhattan.

Las autoridades de Nueva York también decretaron el cierre de los puentes y túneles que enlazan a la isla de Manhattan con el resto del país a partir de la misma hora, una medida que se coordinó con el vecino estado de Nueva Jersey.

Las peligrosas condiciones en las carreteras, provocadas por el viento y la nieve, han causado la muerte de al menos doce personas, seis en Carolina del Norte, dos en Tennessee, una en Virginia, y dos en Kentucky.

Además, otra persona murió de un ataque al corazón mientras retiraba nieve en Maryland, según informaron las autoridades.

La tormenta se intensifica en el este de EE UU y amenaza a Nueva York
Comentarios