viernes. 27.01.2023
La fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), Carla del Ponte, se reunió ayer con el ex presidente serbio Milan Milutinovic, informó Florence Hartmann, portavoz de la Fiscalía. «Del Ponte le explicó sus derechos en presencia de sus abogados y le pidió que se dejara interrogar por la Fiscalía, a lo que él accedió», explicó Hartmann. Milutinovic, que se entregó ayer de forma voluntaria al TPIY y se encuentra encarcelado en el centro de detención de las Naciones Unidas próximo a La Haya, mantiene una actitud muy positiva, sabiendo que de eso depende su libertad provisional. Al igual que otros inculpados que se han entregado de forma voluntaria al TPIY, Milutinovic ha recibido garantías de los Gobiernos serbio y federal yugoslavo de que apoyarán su solicitud para que se le conceda la libertad hasta que comience el juicio. En los próximos días, tendrá que comparecer ante los jueces para que se le lean los cargos y se declare inocente o culpable. De 60 años de edad, Milutinovic está acusado de crímenes contra la Humanidad presuntamente cometidos en Kosovo en 1999. Con su entrega voluntaria, los más estrechos colaboradores de Milosevic se encuentran detenidos en Scheveningen, la localidad cercana a La Haya donde se encuentra el centro de detención del TPIY. Junto a Milosevic, que fue extraditado en junio del 2001, también se encuentran tras las rejas el ex jefe del Estado Mayor del Ejercito, Dragoljub Ojdanic, y el ex viceprimer ministro federal, Nikola Sainovic. El ex ministro del interior serbio, Vlajko Stoiljkovic, el quinto alto funcionario en ser acusado por el TPIY, se suicidó en abril del 2002.

El Tribunal Penal Internacional interroga a Milutinovic
Comentarios