martes 02.06.2020

Trump desata una crisis mundial al retirarse del pacto Cielos Abiertos

Acusa a Rusia de incumplir su parte y cree que con este golpe sobre la mesa sacará ventaja
Trump ha sacado a EE UU del acuerdo Cielos Abiertos de seguridad aérea. DOUG MILLS
Trump ha sacado a EE UU del acuerdo Cielos Abiertos de seguridad aérea. DOUG MILLS

Al estilo Trump, el presidente de EE UU discutió el jueves con la prensa su abrupta retirada del tratado de Open Skies (Cielos Abiertos), pensado para evitar una guerra accidental y del que pensaba informar a Rusia durante un almuerzo con su embajador. El mandatario acusa a este país de estar incumpliendo su parte, por lo que cree que con este golpe sobre la mesa «van a volver y querrán hacer un trato», dijo.

El magnate inmobiliario, acostumbrado a invertir en rascacielos y casinos, siempre busca negociar en posición de fuerza. Por eso el resto de los 34 países que participan en este acuerdo no han logrado convencerlo de que negocie sin romper el marco establecido, lo cual deja al mundo a merced de una guerra involuntaria.

El tratado, pensado también para favorecer la transparencia, permite a los países miembros realizar misiones de vigilancia sin mucho aviso previo. El Pentágono protestó por la oposición de Moscú a ciertos vuelos estadounidenses en la frontera con Georgia, y Trump, por vuelos rusos sobre su campo de golf de Bedminste (New Jersey), donde pasa fines de semana.

Este es el tercer tratado armamentístico del que retira a EE UU desde que tomó el poder, con el New Start como telón de fondo, que limita el despliegue nuclear a 1.550 misiles. Trump quiere que China se sume a ellos como condición para renovarlo.

James Baker, secretario de Estado de George Bush padre, negoció el programa de Open Skies en 1992 tras el colapso de la Unión Soviética, aunque el primero en proponerlo había sido Dwight Eisenhower en 1955. Entonces otro duro, Nikita Khrushev, lo rechazó por considerarlo «un plan para espiar al enemigo». El espionaje se hace ahora por satélite e internet, por lo que la importancia de aquel acuerdo ha perdido fuerza. Tras esa última notificación, Estados Unidos tendrá que esperar seis meses para consumar su retirada, además de participar en una reunión con todos los miembros a celebrar en 60 días para discutirlo. Ese es el marco negociador del mandatario, que intenta atraer hacia su terreno a Moscú en condiciones ventajosas.

La noticia provocó la movilización inmediata de la Otan. Los embajadores de los países miembros fueron convocados para celebrar este viernes una reunión de urgencia, según informaron fuentes diplomáticas.

Rusia ha negado que viole el tratado sobre armas y ha asegurado que seguirá cumpliéndolo punto por punto. Alemania trata de salvar ‘in extremis’ este acuerdo internacional.

Trump desata una crisis mundial al retirarse del pacto Cielos Abiertos