jueves 22/10/20

Turquía pide que se abra la frontera

Grecia asegura que está preparada para soportar la presión de Erdongan y tacha el conflicto de «guerra sin balas» El presidente turco fracasa en su plan y viaja de urgencia a Bruselas
Un hombre intenta pasar la frontera turca con su hijo.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió ayer a Grecia que abra sus frontera mientras en el paso fronterizo de Pazarkule la policía griega ha vuelto a cargar contra grupos de jóvenes que intentaron asaltar la valla de separación.

La respuesta fue no. El viceministro de Defensa griego, Alkibiadis Stephanis, vaticinó en una intervención en televisión una escalada de la tensión porque «el plan de Erdogan no está saliendo». Subrayó que Grecia «está preparada para afrontar la presión de Turquía», que comparó a «una guerra sin balas».

La propia policía turca ha llevado a miles de migrantes hacia otros puntos del río Evros, que hace frontera entre Grecia y Turquía, para animarles a cruzar de forma clandestina.

El presidente turco viajará hoy a Bruselas,donde se entrevistará con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Ayer mismo, Erdogan exhortó a Grecia a abrir su frontera para permitir el paso a los migrantes, subrayando que de todas formas se irían luego a otros países de la Unión Europea.

«Grecia, esta gente no se quedará en vuestro país, solo lo atravesará para quedarse en otro país europeo. ¿Por que os ponen nerviosos?», interpeló el mandatario directamente a Atenas durante un discurso transmitido en NTV.

«Grecia, te hablo a ti: abre tú también las fronteras, libérate de la carga. Que se vayan a otros países europeos», insistió Erdogán.

TENSIÓN EN EL PASO FRONTERIZO

La cadena turca NTV difundió imágenes de un grupo reducido de migrantes, todos hombres jóvenes, acercándose al paso fronterizo, fortificado con alambradas, donde fueron recibidos con cañones de agua y, según afirma la citada cadena, granadas de gas lacrimógeno y balas de goma.

Tres heridos fueron atendidos en un improvisado hospital de campaña en el campamento, donde desde hace diez días se hacinan miles de refugiados, muchos de ellos sirios que llevan años viviendo en Turquía, pero también iraquíes, afganos, paquistaníes y africanos.

El Gobierno de Greciaha aseguró que los propios migrantes lanzaron gas lacrimógeno y piedras contra las fuerzas en el lado griego.

Turquía pide que se abra la frontera