jueves 20/1/22

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, dijo ayer que la Unión Europea aprobará nuevas sanciones contra Rusia si decide invadir Ucrania. «La UE responderá de forma apropiada a cualquier agresión adicional, incluyendo incumplimientos del derecho internacional o cualquier otra acción maliciosa que vaya en contra de nosotros o de nuestros vecinos, incluida Ucrania», dijo Von der Leyen en un discurso frente los embajadores ante la UE de los Estados miembros.

Según la presidenta del Ejecutivo comunitario, esa respuesta consistirá en «una ampliación de los regímenes de sanciones existentes» y en «medidas restrictivas adicionales», que la UE aprobará «en coordinación» con sus socios internacionales.

Von der Leyen lanzó esta advertencia a Moscú el mismo día en que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, trató la cuestión de Ucrania en una videoconferencia con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Biden, además, mantuvo ayer una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro italiano, Mario Draghi, y el del Reino Unido, Boris Johnson, tras la que pidieron al Kremlin que reduzca su tensión con Kiev.

Los servicios de inteligencia estadounidenses calculan que Moscú tiene desplegados en la frontera con Ucrania unos 70.000 soldados con equipamiento y artillería porque estaría preparando un ataque que podría llegar a principios de 2022, de acuerdo con fuentes oficiales citadas por medios estadounidenses. «Preferiríamos colaborar de forma constructiva con Moscú, pero eso depende de ellos. Actualmente, son las decisiones deliberadas y las acciones agresivas de Rusia las que continúan desestabilizando la seguridad en Europa», manifestó Von der Leyen.

Cumbre en Liverpool

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, amenazó ayer a su homólogo ruso, Vladímir Putin, con «fuertes medidas económicas y de otro tipo» si ataca Ucrania, y le pidió rebajar las tensiones y «regresar a la diplomacia», según la Casa Blanca.

En una cumbre con Putin mediante videoconferencia, Biden «expresó las profundas preocupaciones de Estados Unidos y sus aliados europeos sobre la escalada militar de Rusia en los alrededores de Ucrania», indicó la Casa Blanca en un breve comunicado tras la cita.

Biden «dejó claro que Estados Unidos y sus aliados responderán con fuertes medidas económicas y de otro tipo en caso de una escalada militar» por parte de Rusia, aseguró su oficina. El mandatario estadounidense «reiteró su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania y pidió una desescalada y un regreso a la diplomacia», agrega la nota. Después de una conversación, que duró unas dos horas, los dos presidentes «encargaron a sus equipos que den seguimiento» a lo hablado, y Estados Unidos planea hacerlo «de forma coordinada con sus aliados y socios», sobre todo en Europa, según la Casa Blanca.

Durante la cumbre, Biden y Putin hablaron también sobre el diálogo bilateral entre sus países acerca de la estabilidad estratégica, y sobre otra iniciativa entre Washington y Moscú relativa a los ciberataques con «ransomware», un programa que secuestra los datos del usuario a cambio de un pago para liberarlos.

Además, conversaron sobre «temas regionales como Irán», en un momento en el que las conversaciones para salvar el acuerdo nuclear iraní, del que Estados Unidos se retiró en 2018, se encuentran en un punto delicado. La Casa Blanca ya trabaja en un paquete de fuertes sanciones económicas con los socios europeos y la propia Ucrania para disuadir a Putin de un eventual ataque a ese país contiguo a Rusia, en cuyas fronteras se concentran entre 70.000 y 94.000 soldados rusos, de acuerdo a la Inteligencia estadounidense y la de Kiev. EE.UU. cree que Rusia podría atacar o invadir Ucrania con unos 175.000 soldados, y Kiev calcula que el momento más probable sería en enero.

La UE advierte a Moscú con sanciones si invade Kiev