martes 20/10/20

La UE apuesta por más control fronterizo en la acogida migrante

El nuevo plan de Bruselas extrema la vigilancia sanitaria y pondrá fin a las cuotas

La crisis de Moira, los incendios que arrasaron este campo de refugiados griego que afectaron a decenas de miles de personas, provocaron el último episodio sonrojante que la UE parece estar dispuesta a soportar. Después de cinco años con el pacto migratorio de Dublín en vía muerta por, fundamentalmente, la falta de solidaridad de los propios socios, la Comisión Europea ha pisado el acelerador para impulsar un nuevo compromiso de supervisión de entrada y acogida de migrantes que implique a los Veintisiete. ¿Sus pilares? Una vigilancia más extrema en las fronteras exteriores, con refuerzo de sistemas de identificación y cribado para una devolución más rápida; el reparto sin cuotas prefijadas entre los países bajo los principios de «responsabilidad y solidaridad» -voluntario a priori, pero obligatorio en los momentos de mayor tensión-; la colaboración con los territorios ajenos a la UE mediante asociaciones «a medida y mutuamente beneficiosas»; y un papel mucho más activo de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, cuyo despliegue está previsto para el 1 de enero de 2021. «El sistema actual ya no funciona. Y durante los últimos cinco años, la UE no ha podido solucionarlo. Se debe superar el estancamiento actual y estar a la altura», se subraya en el proyecto presentado este miércoles por el Ejecutivo comunitario. No es que suponga un ‘borrón y cuenta nueva’, pero sí intenta crear una red mucho más ágil. Otra cosa es que consiga garantizar la seguridad de los migrantes que buscan protección o una nueva vida, que atenúe la preocupación de los países europeos fronterizos (la propia Grecia, Italia o España) ante picos de flujos migratorios (si hallarán o no la solidaridad de los demás) y si aplacarán los recelos de las capitales que no están en esa primera línea para echar una mano sin cuestionar la capacidad de control de sus socios ni temer por la estabilidad de sus propios sistemas nacionales de asilo, integración o retorno.

La UE apuesta por más control fronterizo en la acogida migrante
Comentarios