miércoles. 29.06.2022

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) tratan este lunes de dar un impulso político al acuerdo para sancionar el petróleo ruso, tratando de mantener un equilibrio para que no se vean perjudicados países muy dependientes de esas exportaciones, como Hungría, que por el momento veta esa medida restrictiva. «Lo que sí tenemos que tener es un equilibrio entre dos cosas: por un lado, hay que evitar a toda costa que (el presidente ruso) Vladímir Putin pueda financiar su guerra con capitales europeos, pero también debemos evitar que la guerra de Vladímir Putin pueda desestabilizar Estados europeos que son especialmente dependientes», afirmó ante la prensa a su llegada al Consejo de la UE el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares.

Albares aseguró que «vamos a buscar ese equilibrio» pero que «la posición de España es muy clara: apoyar las medidas que están encima de la mesa», en referencia a la propuesta del 4 de mayo de la Comisión Europea de un sexto paquete de sanciones contra Rusia que incluya la prohibición de importar su petróleo en seis meses y, el refinado, en ocho meses.

Desde entonces, los Veintisiete no han logrado la unanimidad necesaria para concretar ese sexto paquete. Aunque se ofreció ampliar los plazos de veto a las importaciones de crudo ruso para Hungría o Eslovaquia, muy dependientes de ellas, principalmente Budapest sigue oponiéndose a la medida. Esos dos países insisten en extender más el periodo de transición y solicitan dinero para financiar nuevas infraestructuras.

La UE busca un acuerdo para sancionar el petróleo ruso sin desequilibrar a sus países
Comentarios