jueves 19/5/22

Corea del Sur se vio sorprendida por un cambio de tono de Corea del Norte, enemigos desde la guerra civil que en 1953 dividió el país en dos mitades. El régimen de Pionyang accedió el martes a restablecer los canales de comunicación, cortados desde hace catorce meses en protesta contra los panfletos de propaganda enviados en globo por Seúl, y el jueves pasado también se mostró dispuesto a participar en videoconferencias o en diálogos presenciales seguros.

Todo apunta a que la economía norcoreana sufre la peor contracción desde 1997, cuando la desaparición de la ayuda soviética provocó una hambruna que costó millones de vidas. El propio líder norcoreano reconoció que la situación era «tensa» y declaró una «orden especial» para mejorar las condiciones de vida de la población. Esta nueva disposición llevó a Corea del Sur y EE UU a replantearse los tradicionales ejercicios militares.

Um problema alimenticio acerca posturas entre las dos Coreas
Comentarios