viernes 27/5/22

Las autoridades ucranianas temen que Rusia decida incorporar de manera directa la región ocupada de Jersón, en el sur del país, ante la imposibilidad de celebrar un referéndum en el territorio por la falta de respaldo entre la población, al tiempo que han descartado que vaya adoptar el rublo como moneda, como anunció Moscú, tanto por la complejidad del proceso como por la negligencia, acusan, de los propios rusos.

«Rusia no tiene ni el apoyo de la población ni de las autoridades ucranianas. No podrán abrir colegios electorales, ni preparar listas de votantes», ha avisado el vicepresidente primero del Consejo Regional de Jersón, Yuri Sobolevski.

El uso de Crimea en la guerra