miércoles 25/5/22

Vladimir Putin nombra a un nuevo general para que reconduzca la invasión

Los fracasos cosechados en la toma de Kiev obligan al Kremlin a colocar al frente a un veterano de la guerra de Siria
OLEG PETRASYUK
OLEG PETRASYUK

Las tropas rusas se han retirado de los alrededores de Kiev y Chernígov, también de la central nuclear de Chernóbil y de la localidad de Sumy. Toda la parte norte de Ucrania está ya liberada de invasores. Pero Rusia mantiene sus posiciones en el este y al sureste. El Ministerio de Defensa anunció el 25 de marzo, justo un mes después del comienzo de la guerra, que los esfuerzos se encaminarían en adelante en la dirección de lograr el objetivo prioritario ahora: «la liberación de Donbás».

Sin embargo, ha pasado ya medio mes y los avances no están siendo significativos. La ciudad portuaria de Mariúpol continúa resistiendo. Además, las fuerzas rusas han sufrido abultadas bajas, reconocidas incluso por el Kremlin, durante las distintas ofensivas iniciadas hasta ahora y también durante el repliegue parcial. De manera que, según fuentes consultadas por la cadena británica BBC, el presidente, Vladímir Putin, ha decidido «reorganizar» a las tropas y poner a un nuevo comandante en jefe, al general Alexánder Dvórnikov, al frente de la intervención militar. Según el Pentágono, Rusia conserva alrededor del 80-85% de la capacidad de combate que tenía antes de la invasión. El Departamento castrense norteamericano sostiene que Moscú trata de reclutar en este momento 60.000 militares más. La inteligencia de países occidentales y de Ucrania señala que las unidades rusas se concentran en la región de Donbás y Járkov para intentar lanzar ataques y tratar de rodear al Ejército ucraniano en el este. Incluso no se descarta un ataque masivo contra Járkov.

En el mismo informe consultado por la BBC sobre la designación de Dvórnikov y sus nuevas tareas a desarrollar se subraya que el nuevo comandante en jefe tiene como misión «lograr algún tipo de éxito en Ucrania antes del 9 de mayo», fecha en la que Putin acudirá como cada año al gran desfile en la Plaza Roja de Moscú para celebrar el aniversario, en este caso el 77, de la victoria soviética sobre la Alemania Nazi. Dvórnikov ha dirigido hasta ahora la Región Militar Sur de Rusia, que incluye la anexionada en 2014 península de Crimea, y se enfatiza que obtuvo una experiencia de combate importante al liderar las acciones del Ejército ruso en Siria. Se estima que tal bagaje le servirá para conseguir una mejor «coordinación» de las tropas, que, al parecer, han venido actuando hasta ahora de forma desorganizada e independiente en cada uno de los frentes. Sin embargo, las fuentes de la BBC prevén que, si Rusia no cambia las tácticas militares que hasta ahora han impedido que las tropas logren éxitos en el campo de batalla, incluso con su superioridad numérica, sus adversarios ucranianos seguirán manteniendo su alta efectividad de combate «al actuar de forma más inteligente, maniobrable e imprevisible y al ser capaces de asestar ataques inesperados». Poner fin a esta situación es la tarea principal que Putin parece haber encomendado a este general. La viceministra de Defensa de Ucrania, Anna Malyar, también considera que se va a producir un cambio de táctica. A su juicio, «Rusia tenía ciertos planes antes del inicio de la guerra, pero como no funcionaron, ahora se ve obligada a cambiarlos a gran velocidad». Malyar cree que «los ocupantes están estableciendo nuevas direcciones de ataque y calculando los puntos débiles de la defensa ucraniana. No la esperaban. Nuestra defensa ha sido más bien intelectual que contundente». «Pero ahora, Rusia está prolongando la guerra en un intento de corregir los errores cometidos», aseguró. Se estima que Rusia cuenta con algo menos de cien batallones o grupos tácticos disponibles para llevar a cabo las operaciones una vez que se restablezcan las reubicaciones. Sería una fuerza «significativa», según el informe, aunque de poco servirá sin un cambio radical de táctica. «Hay contradicciones en la lógica militar entre el entrenamiento adecuado de las fuerzas para intensificar la operación en Donbás, el uso potencial de tácticas más apropiadas, las lecciones aprendidas de las operaciones fallidas recientes, y la necesidad política de acelerar la operación los más rápidamente posible», afirman las fuentes anónimas de la BBC.

Vladimir Putin nombra a un nuevo general para que reconduzca la invasión
Comentarios