sábado 04.07.2020

Vuelven las protestas callejeras y los gases lacrimógenos a Hong Kong

China acusa a Estados Unidos de llevarle otra vez al borde de una nueva guerra fría
Carga policial ayer en una de las céntricas avenidas de Hong Kong. JEROME FAVRE
Carga policial ayer en una de las céntricas avenidas de Hong Kong. JEROME FAVRE

Miles de ciudadanos se manifestaron ayer en las calles de Hong Kong para protestar por la ley de seguridad nacional que planea aplicar el gobierno de Pekín y que restaría libertades a los ciudadanos de la antigua colonia británica.

La policía de la ciudad lanzó gases lacrimógenos y usó cañones de agua para disolver a los manifestantes que se habían concentrado en el céntrico distrito comercial de Causeway Bay, informa el diario China South Morning Post.

Los convocantes denuncian que la legislación propuesta por el Gobierno representa una amenaza a las libertades civiles y significa el fin del principio de «un país, dos sistemas», además de atentar contra la autonomía que mantiene la ciudad de Hong Kong.

Esta legislación prohibirá «cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión» contra el Gobierno central, además del «robo de secretos de Estado y la organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras».

La denominada ley de seguridad nacional se debate actualmente en la Asamblea Nacional Popular china (ANP) y será aprobada antes de su conclusión el próximo jueves.

Los manifestantes extendieron sus protestas a lo largo de varias de las principales arterias de la excolonia y bloquearon algunas de ellas con vallas y otros materiales.

Según el diario, la policía había advertido a los convocados que actuaría si no se disolvían las protestas, algo que no se produjo por lo que comenzaron las cargas.

Al menos cuatro personas fueron detenidas durante los enfrentamientos, todas ellas iban vestidas de negro. También se produjeron numerosos registros mientras los manifestantes cantaban lemas como ‘Libera a Hong Kong. Revolución de nuestro tiempo’ o sostenían pancartas que decían ‘el cielo destruirá al Partido Comunista Chino’.

En otros puntos de la protesta se vieron banderas de Estados Unidos y gritos a favor de la independencia de Hong Kong, según las fuentes, que aseguran que la policía también disparó gases pimienta y retiró las barricadas mientras arrestaba a un número indeterminado de manifestantes.

Las protestas en Hong Kong se suceden desde hace varios años, aunque se han incrementado considerablemente en estos últimos meses y sólo han sufrido un paréntesis durante el estado de alarma decretado por Pekín con motivo del estallido de la pandemia por el coronavirus. Hong Kong regresó a manos de hina en 1997 tras siglo y medio de dominación británica, después de que Londres y Pekín firmaran en 1984 una declaración conjunta por la que el Reino Unido renunció a su última colonia asiática.

El pacto estableció el mantenimiento durante 50 años de una serie de libertades en ese territorio que no están garantizadas en la China continental.

La tensión entre China y Estados Unidos sube enteros cada día y así lo ha puesto de manifiesto hoy el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, quien acusó a Washington de estar llevando las relaciones entre las dos principales potencias mundiales «al borde de una nueva guerra fría».

Si las relaciones eran ya espinosas antes de la pandemia a causa de la guerra comercial -agravada por la lucha por la supremacía tecnológica-, no han dejado de deteriorarse tras la aparición del coronavirus, cuyos primeros casos se detectaron en China y que ha causado ya casi cien mil muertos en EEUU.

Las arremetidas del presidente norteamericano, Donald Trump, que esta semana llegó a aseverar que fue «la incompetencia de China lo que provocó esta masiva matanza mundial» llevaron hoy al canciller chino a afirmar que en Estados Unidos, además del Covid-19, se propaga «un virus político».

«Este virus político es el empleo de cada oportunidad para atacar y desprestigiar a China. Algunos políticos menosprecian completamente los hechos fundamentales y han fabricado demasiadas mentiras apuntando a China y urdido demasiadas conspiraciones», afirmó Wang en una rueda de prensa con motivo de la reunión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP), la cumbre política del año en el gigante asiático.

Vuelven las protestas callejeras y los gases lacrimógenos a Hong Kong