lunes 1/3/21

Xi defiende en Davos un mundo más unido y menos polarizado

Advierte de que «habrá que cambiar los motores de la economía y sus modelos de crecimiento»
El presidente de China, Xi Jingping. PASCAL BITZ

El presidente chino, Xi Jinping, inauguró ayer una versión virtual del Foro de Davos con un discurso en el que vaticinó un mundo diferente tras la pandemia de Covid-19 y aconsejó ir más allá de las diferencias ideológicas para superar esta crisis y afrontar mejor los futuros desafíos del siglo XXI.

En su intervención, transmitida por videoconferencia desde el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, Xi aseguró que «la humanidad vencerá sobre el virus y saldrá más fuerte de este desastre», pero lo hará en un nuevo entorno en el que «habrá que cambiar los motores de la economía mundial y sus modelos de crecimiento».

NO HAY VUELTA ATRÁS

Ante un mundo que en su opinión «no volverá a ser lo que fue en el pasado», Xi pidió a la comunidad internacional que se adapte a las nuevas realidades pospandemia, en primer lugar «aumentando la coordinación de las políticas macroeconómicas para promover conjuntamente un crecimiento sostenible, equilibrado e inclusivo».

El presidente chino destacó que por primera vez en la historia una crisis ha golpeado a la vez a todas las economías globales, y advirtió de que pese a los billones de dólares invertidos en ayudas a los más afectados «la recuperación aún es frágil y las perspectivas siguen siendo inciertas». Para que la coordinación necesaria a cualquier esfuerzo de recuperación funcione, Xi aconsejó «abandonar los prejuicios ideológicos y seguir un camino de coexistencia pacífica, beneficio mutuo y cooperación para que todos ganen», respetando las diferencias históricas, culturales y sociales de cada país.

Esas diferencias «no deben inquietarnos: lo que debe alarmar es la arrogancia, el prejuicio, el odio y los intentos de imponer una jerarquía en la civilización humana», subrayó.

El mandatario chino también pidió en su discurso medidas para reducir la creciente brecha entre economías desarrolladas y en desarrollo, creando un mundo donde el multilateralismo tenga verdadera importancia «y las decisiones no se tomen con una muestra de fuerza o agitando el puño». En ese sentido, Xi pidió fortalecer el papel del G20, como foro para la gobernanza económica global, y de instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), para «construir una comunidad global sana para todos».

Citando otras instituciones que el ya expresidente estadounidense Donald Trump intentó relegar a un papel secundario, Xi llamó también a «avanzar en la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC)» y promover un desarrollo que respete al medio ambiente y siga los principios del Acuerdo de París.

Xi defiende en Davos un mundo más unido y menos polarizado
Comentarios