miércoles. 29.06.2022
Ciencia

La tela de araña, más resistente que el acero

La Universidad Autónoma de Barcelona presenta avances para la producción sintética del material a partir de un estudio de tipos según la glándula de secreción y la composición proteica
araña
Una araña teje su tela cerca de Katterbach (Alemania) DANIEL KARMANN

Científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) han estudiado la composición de la tela de araña, uno de los materiales más resistentes de la naturaleza, más que el Kevlar —con el que se hacen los chalecos antibalas— y que aguanta cinco veces más tensión que el acero, para avanzar en su producción sintética. El estudio, según ha explicado el investigador del Grupo de Ingeniería Celular y de Bioprocesos (GECIB) del Departamento de Ingeniería Química, Biológica y Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona, Jesús Lavado, ha distinguido diferentes tipos de tela de araña según la glándula de secreción y la composición proteica, lo que aporta nuevos avances para su producción sintética con aplicaciones biotecnológicas de interés.

Lavado ha recordado que «la seda de araña es uno de los materiales más resistentes de la naturaleza» y que, «al contrario de lo que puede parecer, no todas las fibras de la tela de araña tienen la misma composición ni están secretadas por las mismas glándulas de la araña». Según el experto, en total existen siete glándulas que producen fibras de seda, la ampulacia mayor, ampulacia menor, flageliforme, tubuliforme, piriforme, aciniforme y glándulas agregadas.

Fibras de seda

La ampulancia mayor y la menor, flageiforme tubuliforme, piriforme, aciniforne...

«La seda que producen cada una de estas glándulas tiene una composición proteica diferente, otorgándole diferentes propiedades físicas. Por ejemplo, la ampulacia mayor produce la fibra que constituye los elementos estructurales de la tela o por cuyo hilo se suspende la araña mientras la teje», ha especificado. «La ampulacia menor produce seda para espirales auxiliares, la flageliforme se usa para construir los segmentos intermedios pegajosos para atrapar presas, la tubuliforme produce la seda que envuelve los huevos y la aciniforme produce las fibras que envuelve la toma capturada», todas ellas con características físico-químicas diferentes, que la hacen óptima para cada una de las funciones, ha detallado.

La tela de araña, más resistente que el acero
Comentarios