miércoles. 06.07.2022
Decimocuarta emisión

Juan Marigorta, de Zabriskie: "Sentí la llamada un domingo en misa"

El músico y compositor de Zabriskie, productor musical y videógrafo de, entre otros, Café Quijano, se suma este viernes a La ventana del Diario
Juan Marigort
Juan Marigorta tocará en La ventana del Diario. JR VEGA

La "llamada" surgió en misa pero era musical. Y Juan Marigorta salió de aquel trance decidido a aprender a tocar la guitarra. El viaje ha sido largo, porque además de ser uno de los músicos más solventes de la escena leonesa, es también un acreditado productor. También se dedica a la imagen, lo que le confirma como artista versátil, capaz de intervenir en todas las fases de la producción.

Pero Zabriskie, su grupo de cabecera, le da la opción de contactar con el público de la forma más directa. Este viernes es la cita con Marigorta en La Ventana del Diario, donde sumará su talento a los que ya han participado en la iniciativa. Lo hace, evidentemente, sin sus compadres de banda, con los que andaba en un exitoso lanzamiento de su disco Latitud.

¿Cómo fue el primer momento en el que sintió que la música iba a ser lo más importante de su vida (si lo es)?

Es curioso pero la primera vez que sentí "la llamada" fue precisamente un domingo en misa. Sería yo un chavalillo de unos 13 años y allí estaba tocando y cantando un chico mayor con una guitarra. Se conoce que lo hacía especialmente bien porque salí de allí convencido de que quería aprender a tocar la guitarra. Enseguida empecé a componer mis propios temas y a disfrutar de la música como nunca antes lo había hecho. Un día vi que había un concurso de música para jóvenes artistas y no lo dudé un segundo. Lié a mi primo Fernando y allí nos presentamos a dúo para interpretar nuestro primer concierto como los Macabrones. Recuerdo que ese momento marcó un antes y un después en mi vida. Para bien o para mal las cosas ya no iban a ser lo mismo...

Y después de tantos años, ¿se parece a lo que se imaginaba de pequeño?

Bueno, la verdad es que de pequeño estaba convencidísimo de que sería una estrella que brillara tanto como mis amados Beatles. Así que en ese sentido no se parece demasiado (risas). Sin embargo sí que he podido disfrutar de mil experiencias increíbles que me ha dado la música. He aprendido a valorar que el éxito no tiene por qué ser algo cuantitativo. Cada vez que he grabado un disco lo he sentido como algo mágico, o cada vez que han llegado las copias de la fábrica; cada concierto en el que me he dejado la piel y he sentido todo el calor del público, por supuestísimo el calor de tu compañeros de grupo, las risas en la furgoneta, las sesiones de fotos, las "groupies", los videoclips, las firmas de discos, las entrevistas... En este sentido sí que se parece a lo que me imaginaba de pequeño (risas).

De todas sus facetas, productor, compositor, intérprete, ¿hay alguna en la que se sienta más identificado?

No sabría decirte. Creo que es algo que va rotando cada cierto tiempo pero me identifico con las tres, o cuatro, si metemos la faceta audiovisual. Todas tienen cosas que me fascinan.

¿Qué proyectos mantiene en pie estos días y cuáles ve que se pospondrán o directamente se cancelarán?

Ahora mismo estoy ultimando las mezclas del disco de Los Modernos. Me he llevado el ordenador a casa y algunos cacharrines y desde ahí voy avanzando. En el estudio tenía también reservada una semana de grabación con Manolo Tarancón, un músico de Valencia al que íbamos a producir Fabián y yo. Me imagino que, si no sale muy tocado de esta crisis, lo retomemos en un futuro próximo. Otro proyecto que ha habido que posponer es de la grabación de un videoclip para Las Lauras y por supuesto Zabriskie, con quien seguíamos en plena promoción de Latitud y tuvimos que cancelar varios conciertos.

¿Qué músicos le han acompañado desde el principio en cuanto a gustos y todavía siguen siendo sus genios de cabecera?

Siento no ser muy original pero he de decir que los que han aguantado desde el principio han sido The Beatles, aunque he de confesar que tuve una época oscura de mi vida en la que prácticamente no les hice caso (risas). Los clásicos son los que menos fallan aunque disfruto también de vez en cuando de revisitar grupos de los noventa que me fascinaban de jovencito y ver que soportan muy bien el paso de los años.

¿Qué van a poder disfrutar los usuarios de Diario de tu directo?

Espero que disfruten de algunos temitas de Zabriskie en acústico, viejos y nuevos, y alguna versión por ahí.

¿Cómo lleva la cuarentena?

La verdad es que a nivel personal la llevo bastante bien. Afortunadamente en mi entorno más cercano estamos todos bien de salud  y, en casa, entre unas cosas y otras, estoy todo el día liado. Fuera de esta burbuja están amigos con sus familiares sufriéndolo, o amigos sanitarios que te cuentan de primera mano cómo está todo y se hace duro, la verdad. Sobre todo al principio, esto era una auténtica montaña rusa emocional. 

¿Qué cree que vamos a aprender de esta dura experiencia?

Que tener un sistema de salud fuerte es esencial para un país y que es necesario también fomentar la ciencia y la investigación. Siempre lo he pensado, pero quizás hoy más que nunca la gente se de cuenta de que hacer negocios especuladores con la sanidad, la vivienda y la educación es un error terrible si queremos mantener el estado de bienestar. A nivel humano creo que de aquí saldremos con algunas ideas que para nada son nuevas pero que quizás estaban olvidadas: por una parte la consciencia de la fragilidad del ser humano, de la humanidad, y por otra del poder tan grande que tenemos como sociedad cuando nos unimos. Creo también que ralentizar un poco la vida puede ser positivo en muchos ámbitos. Vivimos todo el día estresados tratando de sacar trabajo adelante para poder pagar el alquiler del local que te permita trabajar. Es un ejemplo de este sinsentido en el que a veces vivimos. Como éste hay muchos. Tenemos muy metido en la cabeza el concepto de crecimiento empresarial o económico, y no tanto del crecimiento personal, y parece que es la única alternativa para que el sistema en el que vivimos funcione. No tengo mucha idea de economía pero creo que sí podemos vivir con otra opción menos estresante para el ser humano y para el planeta Tierra. Aunque también te digo una cosa, creo que en el fondo los seres humanos somos bastante masocas...

Juan Marigorta, de Zabriskie: "Sentí la llamada un domingo en misa"