sábado 04.07.2020
PROTESTA CONTRA LA REFORMA LABORAL | MULTITUDINARIA RESPUESTA EN LA PROVINCIA

10.000 leoneses gritan no a la reforma

Masivo apoyo social a la contestación a la nueva norma laboral. Los sindicatos advierten de que esta protesta es sólo «el inicio del inicio de la revuelta» y el «pistoletazo de salida de nuevas movilizaciones».
10.000 leoneses gritan no a la reforma

La primera protesta convocada contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy sacó a la calle ayer en León a alrededor de 10.000 personas, según reconocieron fuentes policiales al término de la manifestación que a mediodía recorrió las calles céntricas de la ciudad. Los sindicatos elevaron la cifra hasta 20.000. Un recorrido que se inició en Gran Vía de San Marcos, ante la sede de los sindicatos convocantes (UGT y CC.OO.), y que abarrotó las calles hasta el punto de que mientras la cola de la manifestación salía aún de la plaza de la Inmaculada la cabecera de la marcha recorría ya la calle que desemboca en esta plaza (estuvieron a punto de encontrarse), donde los líderes sindicales esperaron la llegada de los participantes para advertir de que esta protesta es sólo el primer paso del pulso que los trabajadores están dispuestos a mantener para defender sus derechos adquiridos.

La de ayer se convierte en la más multitudinaria de las protestas sociales, desde luego laborales, de los últimos años en la provincia. Un rechazo a la nueva normativa laboral que contó con el apoyo no sólo de sindicalistas y representantes de PSOE e IU, entre otros colectivos; sino sobre todo con el respaldo de miles de ciudadanos, desde jóvenes a trabajadores ya entrados en edad, de toda condición, que sin incidentes pero con contundencia gritaron contra la reforma que «convierte a los trabajadores en un objeto de usar y tirar, porque el Gobierno ha descubierto el trabajo low cost», según señaló el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández.

«Estamos al inicio del inicio de la revuelta», insistió el sindicalista, un argumento en el que hizo hincapié también el secretario de Acción Sindical de UGT, Eloy Fernández, quien señaló que esta protesta, llevada a cabo de forma simultánea en 57 ciudades españolas, es el «pistoletazo de salida» de movilizaciones que no descartan que acaben en una huelga general, «como ya anunció Rajoy».

Esclavismo. La reforma laboral es «una nueva cadena del nuevo esclavismo», indicó Ignacio Fernández, quien señaló que el real decreto es «una novela de terror, que en cada capítulo descubre un monstruo». El líder de CC.OO. llamó a «luchar contra la mucha inmoralidad de nuestro entorno», y señaló especialmente a los bancos, «herederos directos de los tratantes de esclavos, que se han pasado de frenada y generado una deuda que ahora quieren cargar sobre nuestras espaldas». Advirtió de que los parados de larga duración acabarán convertidos en «una casta de intocables, muertos vivientes sin prestaciones ni futuro». Criticó los ataques a los sindicatos de clase y lamentó la «pobreza y el dolor» que generará esta reforma.

Por su parte Eloy Fernández cuestionó una norma que «nos ha mandado de una patada en el culo a mediados del siglo pasado», y que es «el marco legal de la esclavitud». Señaló que la reforma «va a cambiarnos la vida a todos», y que todos los trabajadores quedan ahora en precario. «Han hipotecado nuestro futuro», dijo, y añadió que el ataque «va contra toda la ciudadanía, no tiene que ver con colores políticos». Instó a los ciudadanos a no callar y salir a la calle a «defender lo que es nuestro y tantos años no ha costado conseguir».

10.000 leoneses gritan no a la reforma