viernes 3/12/21

La institución provincial compró el terreno a la Fundación Sierra Pambley en 1949 por 1,30 pesetas el metro cuadrado, lo que supuso para las arcas del Palacio de los Guzmanes el desembolso de un total de 1,7 millones. En el documento de la operación se especificaba que este suelo debía ser destinado «a obras de la mayor trascendencia social», una requisito que, según denunció la fundación en la demanda civil, no se ha cumplido de forma continuada por parte de la Diputación. El contrato ya estipulaba que en el caso de que la Diputación no cumpliera los fines sociales, la fundación tendría derecho a reclamar una indemnización en metálico. La institución mantuvo durante años un convenio con ella mediante el que pagaba una cantidad por usar los terrenos. En época de Isabel Carrasco fue interrumpido.

1,30 pesetas de 1949 por metro