jueves. 02.02.2023

20 años de internamiento para el hombre que quemó una casa con 5 personas dentro en Canales

El acusado actuaba movido por la «delirante creencia» de que sus vecinos de toda la vida habían matado a su hija, a pesar de que esta continuaba con vida
El interior de la casa incendiada, en el municipio de Canales.

El fiscal ha solicitado veinte años de internamiento en un centro médico psiquiátrico para un hombre acusado de un delito de incendio con peligro para la vida de las personas y cinco delitos de homicidio en grado de tentativa, quien prendió fuego a la casa de sus vecinos mientras dormían dentro.

Según las calificaciones fiscales a las que ha tenido acceso EFE, los hechos ocurrieron el pasado 29 de julio de 2012 a las 6 de la madrugada en la población de Canales, en La Magdalena (León).

El acusado, "afectado por un trastorno delirante crónico que le alteraba profunda y completamente su capacidad para entender y querer", según recoge el ministerio fiscal, aprovechando que sus vecinos estaban dormidos saltó la valla de la casa contigua a la suya portando una garrafa de gasolina.

El acusado actuaba movido por la "delirante creencia" de que sus vecinos de toda la vida habían matado a su hija, a pesar de que esta continuaba con vida.

En el interior de la casa dormían en ese momento un matrimonio y tres niños de 7, 14 y 15 años, dos de ellos nieto y bisnieto de la pareja y el tercero un amigo, que se encontraban pasando unos días con ellos.

El acusado se acercó hasta la puerta principal de la casa cuyo suelo, vigas y estructura eran de madera, dejó allí la garrafa de gasolina y asumiendo que los cinco ocupantes de la vivienda podrían morir quemados, le prendió fuego, permaneciendo en el lugar hasta verificar que la vivienda efectivamente ardía, concreta el fiscal.

Al darse cuenta de que la vivienda estaba en llamas, el hombre bajó a la planta principal con idea de salir por la puerta y coger una manguera que había en el jardín para sofocar el fuego, pero esto le resultó imposible y se vio obligado a volver a subir para intentar apagar el incendio desde otra planta.

El fuego terminó por hacerse más virulento y se extendió por las escaleras de madera hasta el piso de arriba donde dormían la esposa y los tres niños.

El hombre trató en vano de sofocar las llamas mientras que la mujer reunió a los niños en una habitación aún no afectada por el fuego desde la que vio al acusado irse "tranquilamente" por el jardín permaneciendo impasible a su petición de auxilio.

Finalmente, los ocupantes de la casa optaron por saltar por una ventana como única vía de salvación, a pesar de que esta estaba situada a tres metros y medio de altura y a consecuencia de este salto, todos sufrieron diversas contusiones y fracturas.

Las labores de extinción del fuego le supusieron a la mancomunidad de municipios Omaña-Luna 220,11 euros y al Ayuntamiento de León 1.532,45 euros.

La casa quedó destruida por el incendio, siendo tasada pericialmente en su reposición en 113.975 euros.

El procesado fue detenido el mismo 29 de julio de 2012 quedando ingresado en la planta de
Psiquiatría del Hospital de León, tras lo que se acordó el 30 de julio de 2012 su prisión provisional.

El fiscal ha pedido que concurra para el acusado la eximente completa de anomalía psíquica por lo que procede imponer al acusado sentencia absolutoria.

Además de los veinte años de internamiento, el fiscal propone prohibición de aproximación y comunicación a los afectados durante cinco años.

El acusado deberá también indemnizar a cada uno de los afectados por las lesiones y por el precio de la vivienda destruida en un total de 128.841 euros.

Asimismo deberá hacerse cargo de los costes originados a la mancomunidad de Omaña Luna (220,11 euros) y al Ayuntamiento de León (1.532,45 euros).

El juicio se celebrará el próximo 20 de enero a las 10.00 horas en la Audiencia Provincial de León.

20 años de internamiento para el hombre que quemó una casa con 5 personas dentro en...