sábado 28/5/22

Más del 28% de incremento en los costes de la energía, otro 26% en carburantes, un 17% en suministros, casi un 8% en costes laborales,... «Las empresas turísticas sufren en el arranque del año un acelerado deterioro de sus márgenes por la fuerte subida de sus costes operativos», señala la agrupación empresarial Exceltur en su informe sobre la evolución turística en el primer trimestre del año. Eso «reduce los resultados que cabían esperar de la mejoría de las ventas y la actividad, al no poder repercutir muchos sobrecostes en los precios».

De hecho la «fuerte intensificación del incremento de los costes operativos ya se venía acusando desde mediados de 2021». Y la mayor parte tienen asumido que lo soportarán las empresas «con cargo a márgenes y resultados», porque la demanda aún está fuertemente afectada por «incertidumbres varias», como los nuevos brotes de covid o los efectos de la guerra de Ucrania, «junto a otros posibles impactos de segunda ronda sobre el consumo, por la subida de precios».

Un nuevo impacto negativo que se suma a los daños arrastrados después de 24 meses de pandemia, los primeros con el confinamiento y después con restricciones en aforos y horarios, que lastran aún la tesorería de las empresas del sector.

También es cierto que las incertidumbres sobre la evolución de la guerra de Ucrania, además del temor a nuevas olas de la pandemia, hacen que cada vez sea mayor la cautela a la hora de programar viajes a medio plazo. Una situación que afecta sobre todo a las previsiones del verano, porque en movimientos a corto plazo y de corto tiempo como la Semana Santa muestran una tendencia a la recuperación mucho más vigorosa. En todo caso, «estas incertidumbres siguen condicionando una volátil realidad de mercado, afectada por las ventas del último minuto». Y eso obliga también a las empresas a «tener que aplicar políticas de cancelación gratuitas y muy flexibles».

los días del lleno

De momento León afronta los que son tradicionalmente los días grandes de su negocio turístico. La recuperación de la Semana Santa sin restricciones, aunque aún sin un ambiente de total normalidad, se apunta ya un lleno total en los establecimientos hoteleros y de restauración. Será difícil encontrar hueco hasta el lunes en las principales localidades de la provincia, también en los establecimientos rurales, que aseguran que no están recuperando la actividad al ritmo esperado pero que confían en tomar el pulso de nuevo a partir del puente festivo, que suele dar el pistoletazo de salida a las escapadas de fin de semana desde la primavera al otoño.

Las expectativas son altas, pero realistas. La Cámara de Comercio e Industria de León calcula que el puente festivo que ahora comienza dejará en León alrededor del 70% de los cinco millones de euros que se recaudaron en la última Semana Santa antes de la pandemia, en 2019.

En los dos primeros meses del año la ocupación de los hoteles leoneses ha sido de media de un 27%, según los datos de la Junta. Ya en marzo se notó un mayor dinamismo en los viajes, al dejar atrás la sexta ola de la pandemia. En esta primera fase del ejercicio León es, con Valladolid, la tercera provincia que más viajeros recibe en la Comunidad, por detrás de Salamanca y Burgos.

En turismo rural Segovia, Salamanca y Ávila superan al sector en León. Un turismo que confía en recuperar el tono a partir de ahora, aunque la ocupación suele limitarse a los fines de semana. La provincia tiene actualmente 551 establecimientos con algo más de 4.600 plazas, un 12% de la oferta autonómica en este nicho de actividad turística.

Del 28% de la energía al 8% de los costes laborales, todo sube
Comentarios