domingo. 27.11.2022
Acto militar

Los 338 caballeros y damas de la Academia del Aire juran bandera por la Virgen de Loreto

La torre de control ya luce su cuarta planta y la reforma deberá estar lista para principios de año
Una de las alumnas en el acto central en la Academia. JESÚS F. SALVADORES

Las obras de la torre de control del aeródromo militar de León, que también da servicio al aeropuerto civil, avanzan a buen ritmo y la reforma del edificio estará concluida para principios de año. De hecho, la fecha de fin de obra está fijada para el 31 de diciembre. El edificio, catalogado como histórico y que es el eje central del aeródromo, que cumplirá un siglo en el 2020, luce ya la cuarta planta en la que destaca el fanal que mejorará la visibilidad de los controladores aéreos militares, que se encargan de todas las operaciones, tanto de despegue como aterrizaje, de vuelos civiles y militares.

 

A los pies de la torre desfilaron ayer los nuevos caballeros y damas de la Academia Básica del Aire que, con motivo de la celebración de la Virgen de Loreto, en un acto presidido por el jefe del Mando Aéreo General, el general de división Emilio Juan Gracia Cirugeda. Las promociones de este año están integradas por 338 caballeros y damas, de los que 52 son mujeres, que se fomarán en Protección a la Fuerza y Apoyo a las Operaciones, Mantenimiento Aeronáutico, Mantenimiento de Electrónica, Administración y Control Aéreo.

 

El nuevo coronel director de la Academia Básica del Aire, Juan Antonio Ballesta Miñarro, apuntó a los caballeros y damas en su discurso que se integrarán en «un Ejército moderno y altamente tecnológico», para recordarles que es competencia del Ejército del Aire «la vigilancia del espacio aéreo de soberanía, responsabilidad e interés nacional» las 24 horas del día durante todos los días del año para prevenir desde «el uso de drones con fines ilícitos» hasta seguimiento de basura espacial y potenciales reentradas de objetos desde el espacio que puedan suponer un peligro. Ballesta Miñarro también agradeció «la gala de patriotismo» del centenar de civiles que ayer, con motivo de la Virgen de Loreto, decidieron también jurar su fidelidad a la bandera española en un acto que se celebró en el Hangar de Aviones, para dar paso después al desfile exterior.

 

El aeródromo militar, que depende directamente del coronel director de la Academia, Básica del Aire, estrenará coincidiendo con el centenario una torre de control «del siglo XXI», como apuntan fuentes del propio centro ya que además de la nueva planta y el fanal, contará con sistemas para el control de las operaciones aeronáuticas de última tecnología. Actualmente, todas las operaciones del aeródromo, tanto las civiles como las militares, se gestionan desde una torre de control portátil que ya ha estado en misiones internacionales como Afganistán y que se instaló frente a la torre original en agostó, aunque empezó a operar a finales de septiembre.

Los 338 caballeros y damas de la Academia del Aire juran bandera por la Virgen de Loreto