lunes. 03.10.2022
MOVILIZACIONES

Las 35 horas costarían 24 M€ para medio millar más de empleos en la provincia

Los sindicatos llaman a los empleados públicos de la Junta a protestar hoy con paros organizados

Razones para parar

Es día de paros en la administración autonómica. Los empleados públicos de la Junta, 15.294 en León, están llamados a detener durante dos horas y media sus tareas como medida de presión por la no aplicación de la jornada de 35 horas. Un logro que habían sellado el pasado día 21 de mayo las centrales sindicales mayoritarias (Csif, UGT y CC OO) con el Gobierno de Juan Vicente Herrera, pero cuyo guante no ha recogido el nuevo Ejecutivo de la Comunidad. Los sindicatos quieren mostrar a la Junta con esta huelga parcial de brazos caídos «la firmeza y determinación de nuestro rechazo al incumplimiento del acuerdo sobre la recuperación de la jornada de 35 horas», que debería haberse comenzado a aplicar el 1 de octubre y que, curiosamente puede leerse en la página web corporativa de la Junta. El nuevo Gobierno regional ha hecho oídos sordos a las fechas y quiere retrasar el inicio de las 35 horas hasta diciembre de 2020.


Un planteamiento que ha sentado como un jarro de agua fría a los empleados. «Es una burla y un atropello indigno», aseguran las tres centrales, que piden el apoyo a la concentración que también se ha convocado para hoy, a las 12.30 horas, ante la Delegación Territorial de la Junta.

 

El acuerdo dice, literalmente, que las dos partes acuerdan «recuperar la jornada laboral de 35 horas volviendo a la situación previa a la entrada en vigor de la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras alargando el horario de verano. Sin embargo, después de varias reuniones se ha retrocedido. «Primero nos dicen como argumento en contra que el Gobierno central no pasaba un dinero pendiente a la Comunidad. Cuando llegó, que esa jornada perjudicaba a los servicios públicos y en la última reunión, que las 35 horas no se pueden aplicar hasta final de 2020», explican. «¿Cómo va alguien a creer y confiar en quien no respeta su propia firma?», se preguntan las organizaciones sindicales. «Nuestra dignidad como empleados públicos, y como trabajadoras de la Junta, está en juego y depende de nuestra respuesta», insisten los sindicatos, que se sienten «decepcionados».

 

Precisamente ayer, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Francisco Igea, insistió en el diálogo para llegar a un acuerdo con los representantes de los empleados públicos, emplazados a un nuevo encuentro el lunes 28. Indicó que tendrán un «posicionamiento flexible» ante CC OO, UGT y Csif para avanzar en la recuperación de la jornada de 35 horas.

 

En León, si los empleados públicos disfrutan de la nueva jornada se necesitarían 350 nuevos empleos en el área educativa y entre 400 y 200 en el área sanitaria, según distintas valoraciones. UGT entiende que en Atención Primaria, con una mejor gestión, se podría solventar con la plantilla actual, mientras en el Hospital se requerirían 200 y cubrir el 9% de las vacantes actuales.

 

Traduciéndolo a millones, el coste alcanzaría los 24 millones en la provincia. Los paros de hoy supondrán perder un 1,5% del sueldo a cada empleado. En la Administración se producirán de 12.00 a 15.00 horas; en la gerencia de Servicios Sociales y Sanidad, de 12.30 a 15.00 horas, de 19.30 a 22.00 horas y de 5.30 a 8.00 para los turnos de mañana, tarde y noche. En Educación serán de 12.00 a 14.30 y de 19.30 a 22.00. USO también los respalda. Exige al presidente de la Junta, Alfonso Mañueco, «sentido común» y que restaure los derechos a los trabajadores autonómicos.

Las 35 horas costarían 24 M€ para medio millar más de empleos en la provincia
Comentarios