viernes. 27.01.2023

El 38% del empresariado leonés se opone a la integración de las cajas y un 27% lo apoya, según el CEL

La encuesta 'Confianza empresarial ante el 2009', elaborada por el Círculo Empresarial Leonés, recoge este año una mejor valoración de la estructura territorial de Castilla y León
El 38 por ciento de los empresarios leoneses se muestra contrario al proceso de integración de las seis cajas de ahorro de la Comunidad frente a un 27 por ciento que apoya la reforma de la estructura financiera autonómica. Un 31 que no se pronuncia al respecto. Estos datos se desprenden de la encuesta 'Confianza empresarial ante el 2009', que a través de 100 encuestas representativas por sectores de actividad, elabora cada año el departamento de investigación del Círculo Empresarial Leonés (CEL).
Asimismo, según expuso el tesorero del CEL, Agustín Flórez, por sectores el 47 por ciento de los empresarios de la construcción apoyan la integración de las cajas aunque este porcentaje desciende hasta el 14 por ciento cuando los encuestados son propietarios de negocios vinculados con el comercio. A diferencia del informe elaborado en 2008, el empresariado leonés prefiere realizar sus operaciones financieras con los bancos en vez de con las cajas de ahorro.
En lo que respecta a la configuración territorial de la Comunidad, en la encuesta elaborada este año destaca el incremento de seis puntos porcentuales de la valoración de la organización autonómica. Aunque el 55 por ciento de los empresarios leoneses asegura que Castilla y León perjudica el desarrollo económico de la provincia frente a un 17 por ciento que cree que beneficia su expansión. Por ello, cinco de cada diez encuestados defiende una división diferente a la actual.

Economía
Respecto a la economía del país, sólo el 11 por ciento de los encuestados considera su situación como «aceptable» ya que el 89 por ciento asegura que es «mala o muy mala». El pesimismo, según fuentes del CEL, se ha incrementado notablemente, especialmente, entre los empresarios del sector de la construcción. Además la mayoría desconfía de las previsiones del Gobierno de España ya que un 79 por ciento respondió que el crecimiento será negativo.
Ante este horizonte económico, puesto que el pasado año el 47 por ciento indicó que en su empresa se redujeron las ventas, en 2009 se esperan nuevos recortes. Así un 19 por ciento confía en incrementarlas en este ejercicio aunque un 62 por ciento apuntó que mantendrán las plantillas. Por este motivo, sólo un 32 por ciento señaló que realizará inversiones en los próximos meses ya que la autoconfianza en las posibilidades de los negocios ha sufrido un descenso de hasta 30 puntos.


Preocupaciones
Las cuestiones que más preocupan al empresariado leonés son los impuestos, en segundo lugar la financiación por parte de las entidades bancarias y las infraestructuras y en tercero la morosidad. En 2009 sólo un 18 por ciento, frente a un 49 por ciento de 2008, asegura que se interesa por mejorar la formación. La ampliación de la Unión Europea no atrae la atención de los empresarios ya que un 85 por ciento no espera exportar sus productos, un porcentaje ligeramente inferior en el caso del sector industrial.

Valoración de instituciones
Los empresarios leoneses no aprueban la gestión del Ejecutivo nacional ya que un 79 por ciento respondió que era «mala o muy mala». La Administración autonómica mantiene la tendencia negativa del año anterior puesto que un 27 por ciento la califica como «aceptable». Las instituciones locales son valoradas de forma muy diferente en León y Ponferrada. Destaca en la capital berciana el grado de satisfacción del 95 por ciento de sus empresarios con la política del alcalde Carlos López Riesco.
Aunque este año no aprueba ninguna institución, en un índice del uno al cinco, la Universidad de León encabeza el ranking con un 2,24 seguida del Servicio de Empleo de Castilla y León (2,1), la Oficina Territorial de Trabajo (1,89), la Cámara de Comercio (1,81) y la Agencia de Desarrollo Económico (1,6).

Silván y Herrera aprueban
Esta encuesta también estudió la nota que los empresarios de la provincia otorgan a los dirigentes políticos. De 14 nombres propuestos, en una escala de uno a cinco, la terna mejor valorada la componen, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el consejero de Fomento, Antonio Silván y el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. Este año destaca la caída en las calificaciones del alcalde de la capital, Francisco Fernández y del delegado Territorial de la Junta en León, Eduardo Fernández. También el presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, aventaja al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque ninguno de los dos alcanzó el aprobado.

El 38% del empresariado leonés se opone a la integración de las cajas y un 27% lo...
Comentarios