lunes 19/10/20
Educación

Las 415 buses escolares sólo tienen 371 monitores para vigilar las normas covid

Los socialistas exigen un acompañante en cada línea, que transportará a 6.466 alumnos
Imagen de archivo de un autobús de transporte escolar en la montaña oriental. CAMPOS

El PSOE exige a la consejera de Educación, Rocío Lucas, que todas las líneas de transporte escolar cuenten con un monitor que se encargue de vigilar que los estudiantes transportados cumplen en todo momento con los protocolos covid y garantizar así su seguridad.

El portavoz de Educación del Grupo Socialista en las Cortes, Fernando Pablos, le recordó a Rocío Lucas que su consejería se comprometió a que todas las rutas contarían con un monitor.

Sin embargo, según los datos facilitados ayer, en León este curso hay 415 rutas de transporte escolar, que permitirán acercar desde sus localidades de origen a sus colegios o institutos a 6.466 alumnos. Para ello, en la provincia habrá 371 acompañantes.

De Infantil a Bachillerato

Pablos recuerda a la consejera su compromiso de un acompañante para todos los niveles

La previsión del coste de financiación de estas rutas superará los 8,5 millones de euros, 200.000 euros más que el curso 2019/2020, según apuntaron desde la Dirección Provincial de Educación.

La crítica del PSOE también la secundan desde la Felampa, federación que aglutina a las asociaciones de padres y madres, desde donde señalan que no todas las rutas cuentan con un responsable y que aún se están buscando monitores para cubrir otras líneas de transporte escolar.

Los socialistas en las cortes exigieron ayer a la a Consejería de Educación que «inmediatamente» dote a todas las rutas de transporte escolar de la comunidad autónoma de un monitor que pueda hacer cumplir todos los protocolos establecidos para la vuelta al colegio.

«Es una obligación inmediata tiene que dar una respuesta ya», sostuvo Fernando Pablos, quien precisó que el compromiso de Lucas era tanto para las rutas que transportan a alumnos de Infantil y Primaria como a aquellas que lo hacen con los estudiantes más mayores, ya en cursos de Secundaria o Bachillerato.

Conductor y vigilante

Fernando Pablos recuerda las críticas lanzadas de empresas concesionarias y los propios conductores de transporte escolar a los que, según el socialista, es necesario liberar de la tensión de tener que vigilar a los estudiantes para poder realizar bien su trabajo.

Esta falta de acompañantes en el bus escolar, donde a veces viajan niños de tan sólo 3 años, es considerada por el PSOE como una «gravísima» situación.

«Es imposible trasladar certeza a las familias si la Junta de Castilla y León no cumple con sus compromisos», remarcó Fernando Pablos, para insistir en que fue la consejera quien comprometió estos monitores y, por eso, ahora «es incomprensible que después de seis meses sin actividad docente presencial, se esté en esta situación».

«Es una muestra más del caos en el sistema educativo de Castilla y León al que la imprevisión y la falta de toma de decisiones por parte de la Junta está sometiendo a las familias, a los estudiantes y a los docentes», remachó.

Las 415 buses escolares sólo tienen 371 monitores para vigilar las normas covid
Comentarios