domingo. 04.12.2022
Inicio del curso escolar en el Colegio Leonés. F. Otero Perandones.
Un niño juega en el patio de un colegio. FERNANDO OTERO

Los patios escolares de sesenta y cinco colegios e institutos de Castilla y León se transformarán en improvisados laboratorios contra el cambio climático mediante la instalación de jardines verticales, pérgolas, plantación de árboles frutales y la apertura de huertos escolares.

Todo ello forma parte del programa "Somos naturaleza", puesto en marcha por las consejerías de Educación y de Fomento y Medio Ambiente, y financiado en su integridad con Fondos FEDER de la UE gestionados por la Junta de Castilla y León, aproximadamente cuatro millones de euros.

La Fundación de Patrimonio Natural tutelará este "Programa de Renaturalización y Adaptación Climática de Patios Escolares" al que han concurrido 293 centros educativos de los cuales han sido seleccionados los proyectos presentados por 65, de ellos 37 se encuentran en el medio rural.

Cada uno recibirá una subvención entre 50.000 y 100.000 euros para la puesta en marcha de su proyecto en los patios mediante actuaciones que tendrán, como actividad complementaria, el desarrollo de un programa didáctico para fomentar entre los escolares la ecología, el respeto a la biodiversidad, el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

En la escuela "no solo se imparte conocimiento sino la conciencia del mundo en que vivimos, es una formación social", ha explicado este martes en Valladolid la consejera de Educación, Rocío Lucas, durante una rueda de prensa que ha compartido con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

"Queremos que los patios escolares sean más sostenibles, verdes e instructivos", ha subrayado, mientras que el consejero se ha referido a la "alianza necesaria" entre educación y naturaleza como "una oportunidad de vida más adecuada".

La aplicación de cada proyecto comenzará en el momento en que así lo decida cada centro educativo, aunque 2023 es el año límite exigido por la UE para la gestión de los Fondos Europeos asignados para esta iniciativa.

Además de las nueve capitales de provincia, los centros seleccionados se encuentran en las poblaciones abulenses de La Adrada, Candeleda y Fontiveros; en las burgalesas de Miranda de Ebro, Belorado, Quincoces de Yuso, Quintana Martín Galíndez y de Salas de los Infantes; y en las leonesas de Ponferrada, La Robla, Sahagún y La Pola de Gordón.

Participan también colegios e institutos de los municipios palentinos de Guardo, Cervera de Pisuerga, Monzón de Campos y Saldaña; los salmantinos de Carbajosa de la Sagrada, Miranda del Castañar, Peñaranda de Bracamonte y Ciudad Rodrigo; y los segovianos de Cuéllar, La Losa, Santa María la Real de Nieva y Carbonero el Mayor.

Completan esta relación de centros educativos en el medio rural los emplazados en las poblaciones sorianas de Ólvega, San Esteban de Gormaz y Langa de Duero; los vallisoletanos de Arroyo de la Encomienda, Laguna de Duero, Pedrajas de San Esteban, Tordesillas, Cabezón de Pisuerga, Mojados y Villalón de Campos; y los zamoranos de El Puente de Sanabria, Fermoselle y Benavente. 

La Comunidad transforma sus patios en laboratorios contra el cambio climático
Comentarios