jueves 09.07.2020
ENSEÑANZA

El 85% de los docentes se retira de las aulas antes de cumplir los 65 años

Con 60 años de edad y tras 35 de experiencia pueden jubilarse con la pensión máxima.
El 85% de los docentes se retira de las aulas antes de cumplir los 65 años

Los docentes no llegan a cumplir los 65 años trabajando. Más del 85% aprovecha la oportunidad que le brinda la legislación y una vez que han llegado a los 60 años y con los 35 años de experiencia en las aulas, que deben cumplir como requisito para poder cobrar la pensión máxima, abandonan la docencia. Este hecho ocurre tanto en Primaria como en Secundaria, aunque los profesores suelen tardar un poco más ya que por el proceso de su formación y las oposiciones llegan más tarde al requisito de años trabajados, que en su caso es de 32 cursos de experiencia. «En los últimos años esta situación, a pesar de la crisis, se mantiene, aunque muchos están pendientes por si se alargan los años de trabajo y de jubilación», explica el secretario provincial de Educación de Fete-UGT, Jesús López Iglesias.

La incertidumbre de lo que pueda pasar con posibles cambios en la edad de jubilación o la presión de las aulas son algunos de los motivos que llevan a los docentes a no cumplir la edad de jubilación. «Algunos tienen miedo a que las condiciones cambien, modifiquen los años y antes de esperar a llegar a los 62 y a los 63, se jubilan a los 60 años», explica López Iglesias. Como la mayoría de los funcionarios, los docentes pueden jubilarse con la pensión máxima si tienen 60 años y han trabajado 35 años, en el caso de Primaria, y 32 en Secundaria. A partir de los 60 ya pueden prejubilarse y si no cumplen los requisitos de los años de servicio, pierden proporcionalmente parte de su pensión. Los que se prejubilan sin tener los años de servicio «son los menos» y en este caso no suele llegar al 1%. «Aprovechan y se van con la pensión máxima, porque aunque sigan trabajando no van a cobrar más, por eso la mayoría se agarra a esta posibilidad y abandona las aulas antes de llegar a los 65 años», matiza Jesús López Iglesias.

Los más demandados

El año pasado se jubilaron en la provincia casi un centenar de maestros y 63 profesores y el 85% del total aprovechó la oportunidad que le brinda la normativa para jubilarse a los 60 años y poder cobrar la pensión máxima. La plantilla total de los docentes en la provincia supera los 5.7000 este curso. «En la mayoría de los centros se jubila al menos un profesor cada año, aunque en los centros de León y Ponferrada esta cifra suele ser de tres o cuatro», explica López Iglesias. Los docentes, tras aprobar la oposición y conseguir la plaza, van consiguiendo puntos y concursando para acercarse a las grandes ciudades de la provincia, donde residen. Por este motivo, en los centros de la capital leonesa y la berciana se concentran los docentes de más edad, que con el paso del tiempo han logrado «acercarse» a sus lugares de residencia. Los docentes más jóvenes empiezan sus años profesionales en los centros más pequeños o de los pueblos, ya que las plazas de los colegios e institutos de León y Ponferrada están más demandados y para ellos se exige una mayor puntuación.

El 85% de los docentes se retira de las aulas antes de cumplir los 65 años