jueves. 02.02.2023
SEMANA SANTA EN LEÓN

El Nazareno vuelve al sistema tradicional del Encuentro que nunca debió perder

Alrededor del 60% de los votos a favor del sistema con todos los pasos y los papones en la plaza Mayor superan a los poco más de de 200 hermanos que pretendían instaurar el experimento del último año
undefined
La asistencia de hermanos de JHS ha sido notable. FERNANDO OTERO

El Encuentro de 2023 se celebrará con la totalidad de los pasos de la cofradía del Dulce Nombre en la Plaza Mayor, después de que aproximadamente el 60% de los hermanos que han acudido a votar superasen al cerca de 40% de defensores del experimento del año pasado, con solo dos tallas en el momento culmen, San Juan y la Madre Dolorosa. El Viernes Santo de este 7 de abril recuperará la estampa que hace de León un punto único en la Semana Santa.

La decisión se ha adoptado en Junta General Extraordinaria celebrada esta mañana en el Palacio de Exposiciones. El abad de la cofradía, Juan Muñiz, que no ha concedido la palabra ninguno de los hermanos asistentes, ha agradecido la presencia de los papones "porque eso significa que la cofradía está viva". Consideró el abad que el foro adecuado para conocer la propuesta es la Junta General Extraordinaria "y no los medios de comunicación o las redes sociales".

Así,  explicó que fue inevitable dejar de transcurrir por la zona del Ensanche por las obras y que se constató que recortar el recorrido de Ordoño II, Gil y Carrasco y Burgo Nuevo solamente acortó el recorrido en 35 minutos. Desde ahí se buscaron soluciones a la procesión "que no se centraban en recortar el recorrido o en modificar El Encuentro. Hay más problemas". Y así significó el aumento del recorrido y el peso de los pasos "que además de la menor implicación de algunos braceros", plantea problemas.

La cadencia de las bandas ha caído y el descanso en Santo Martino ha ido disminuyendo y aumentando el número de participantes: "Hay pasos que tienen ya 100 suplentes". Por eso se constituyó una comisión de estudio en 2019, cuyas conclusiones ofrecieron cinco propuestas, en las que se abordaba el tiempo de descanso, el abandono de los pasos y demás problemas.

undefined
La Junta de Gobierno de la cofradía. FERNANDO OTERO

"Se tomaron decisiones con todos los elementos de juicio sobre la mesa". El recorrido anterior tenía una duración de 7 horas y 20 minutos, con la ventaja de la plaza abarrotada y la plasticidad de los trece pasos meciéndose al unísono, pero dejaba pasos vacíos y gente transitando entre los pasos. La procesión perdía ritmo y hermano y dejaba hermanos descubiertos", explicó el abad.

Por eso se planteó ahorrar 35 minutos con el recorte del Ensanche. La nueva procesión tenía que durar 5 horas y 55 minutos. "Como ventajas se eliminaba la inseguridad, la organización era más sencilla y tenía más descanso. Por contra, ofrecía un resultado incierto y una gran reorganización".

Analizado el asunto se determinó estrenar la propuesta en 2022. "Se cumplieron los horarios y La Dolorosa estaba en Santa Nonia poco después de las 15.00 horas en el plano positivo, pero se produjeron numerosos cortes que son achacables a nosotros".

Expuesto el resumen de los planes se valoró la seguridad: "La Policía Local considera que es un momento trascendental,, que tiene un riesgo de 'especial incidencia' por la concentración de público", dijo Muñiz. " El cuerpo municipal establece unas supuestas "líneas rojas" impuestas por la Policía, que impide superar las 7.551 personas en la plaza Mayor, según aludió el abad.

Según ese cálculo, se permiten dos personas por metro cuadrado. A petición del abad, el Intendente Jefe de la Policía Local, Miguel Ángel Llorente, habría informado de un tope de 4.351 personas en caso de que se acepte la propuesta del formato con los trece pasos. Matasiete, Escalerillas y Ramiro III quedarían prohibidas para el acceso a la plaza en ese modelo, fija 12 vigilantes de seguridad obligatorios. Se prohíbe dejar los pasos en tentemozos y solamente permite dejarlos en el suelo sobre ruedas o impedir a los braceros que abandonen el paso.

La comisión sometió a votación  dos opciones básicas, que  fueron objeto de sufragio hasta las 14.00 horas.

Fue explicado primero el tradicional, con todos los pasos, "que es lento para la entrada de los pasos y hace una procesión más pausada". Con un cambio en la disposición de las bandas, se podría corregir. Las esperas se prolongan alrededor de una hora, algo que se corregiría con un sermón más lento y marchas continuas de la banda, no marchas personalizadas. Se intentaría volver al sistema de gradas "aunque han subido mucho de premio y dejan zona de invisibilidad en algunas zonas".. Habría cuadrillas de braceros para corregir posibles disfunciones y la propuesta pasa por dejar los pasos en el suelo. Se teme que haya almohadillas vacías en algunos tramos de la procesión, en este formato Le abad anunció que se han iniciado conversación con una empresa para aligerar la estructura de los pasos. No se descarta la posibilidad de desviar a la Madre Dolorosa en lugar de a San Juan para ganar tiempo.

undefined
Las colas para las votaciones. FERNANDO OTERO

La segunda opción que se votaba pretendía dejar en la plaza Mayor solo la Dolorosa y San Juan. "Es susceptible de mejora", reconoció Muñiz "porque del Cristo de la Agonía para atrás se producen cortes y entre el Nazareno y el Ecce Hommo también". Por eso la cabecera debería ralentizar la marcha para sincronizarla. El paso por el centro de la plaza "obliga a hacer cuatro giros de 90 grados que para el bracero es incómodo". Si se aprueba, El Encuentro no sería en el centro de la plaza y se decoraría con más tino la zona "que quedó un poco pobre el año pasado". Las sillas deberían ser homogéneas "porque el año pasado eran de diferentes diseños y colores". Reconoció el abad el precio excesivo de las entradas del año pasado para las 2.179 localidades, que habían sido 2.260 en años anteriores. Las sillas bajarán de precio para que las familias puedan presenciar El Encuentro sentados o de pie de forma gratuita. La fórmula del año pasado generó "zonas con mucho público y otras con muy poco" y lo achacó a problemas de comunicación: "Daremos una difusión más clara del sistema que se elija".

"Hemos asistido a un debate que es más externo que interno y a veces ajeno a los hermanos. Yo era reacio a convocar la Junta General Extraordinaria porque al formato del año pasado no le hemos dado apenas una oportunidad. Pero hay que dar carpetazo al tema y evitar que se nos utilice con intereses que no tienen nada que ver con los de la cofradía. La principal misión es el culto y la procesión, por la que se nos conoce y no la que nos quieren imponer por intereses ajenos", señaló el abad. "Hay que ser egoístas y pensar en nosotros mismos. Os pido que respetemos el resultado cuando salgamos por esa puerta", concluyó el abad.

Y los hermanos hablaron. 321 eligieron volver al sistema tradicional de los últimos años, 206 eran partidarios de la versión con solo dos pasos y sin apenas papones en la plaza Mayor y dos votaron en contra. Fin del debate.

El Nazareno vuelve al sistema tradicional del Encuentro que nunca debió perder